Turistas mexicanos heridos en ataque abandonan Egipto

Foto: EFE
Foto: EFE

 

Los seis turistas mexicanos heridos en un ataque de las fuerzas de seguridad de Egipto el pasado domingo, en el que murieron ocho de sus compatriotas, abandonaron hoy este país rumbo a México, junto a la ministra de Exteriores mexicana, Claudia Ruiz Massieu, a bordo del avión presidencial.

EFE

Los pacientes fueron dados hoy de alta en el hospital de El Cairo donde estaban ingresados, pero algunos tendrán que seguir recibiendo tratamiento, tal y como dijeron ellos mismos a la prensa a la salida del centro médico.

Los heridos son trasladados en el avión presidencial, que llegó en la madrugada del miércoles a El Cairo, después de que se produjera el fatal incidente en el que perdieron la vida otros ocho mexicanos.

También abandonaron Egipto todos los miembros de la delegación diplomática encabezada por la canciller, así como el personal médico, que certificó que los heridos estaban en condiciones para realizar el viaje de regreso a México, al igual que los médicos que los atendieron en el hospital cairota de Dar al Fouad.

Asimismo, los familiares de todas las víctimas salieron del país árabe donde permanecen de momento los cuerpos de los ocho mexicanos fallecidos en el polémico ataque a manos de las fuerzas de seguridad egipcias, en el desierto occidental.

Antes de despegar del aeropuerto internacional de El Cairo a las 20.00 hora local (18.00 GMT), Ruiz Massieu dijo a la prensa mexicana que “se ha cumplido el objetivo del viaje, el cual era repatriar a los heridos” lo más rápido posible.

En una sala privada a la solo se permitió el acceso de los medios mexicanos, la ministra de Exteriores informó de que su Gobierno “de momento, no va a realizar una investigación paralela, si no que confía en la que lleven a cabo las autoridades egipcias”.

El día anterior, Egipto se comprometió ante Ruiz Massieu a realizar una investigación rápida y transparente, y a rendir cuentas ante el pueblo mexicano por el ataque de sus tropas al grupo de turistas.