Uruguay acogerá en 2018 la Asamblea de la Organización Internacional del Vino

Vino-tinto

 

Uruguay acogerá en 2018 la Asamblea General de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), que reunirá a entidades dedicadas a la vitivinicultura y supone una oportunidad para que el país muestre su avance en esta materia en las últimas dos décadas, informaron hoy fuentes oficiales.

EFE

“Uruguay tiene el gran desafío de organizar estos eventos que van a tener una enorme repercusión internacional, en los ámbitos técnico y comercial y contribuirá al posicionamiento del país”, expresó José María Lez, presidente del Instituto Nacional de Vitivinicultura (Inavi), en declaraciones a la web de la Presidencia de Uruguay.

La OIV, una organización intergubernamental compuesta por 46 países, echó a andar en 2001 en sustitución de la Oficina Internacional de la Viña y el Vino, que funcionó desde 1924.

Funciona como un organismo intergubernamental de carácter científico y técnico, con una competencia reconocida en el campo de la viña, el vino, las bebidas a base de vino, las uvas de mesa, las uvas pasas y otros productos derivados de la vid, explica la entidad en su web.

Uruguay forma parte de la OIV desde 1991, cuando todavía existía la Oficina Internacional, y asume la responsabilidad de coordinar la actividad de varios centenares de delegados científicos y de expertos en los ámbitos de competencia de la organización.

No obstante, ya en 1995 el país suramericano acogió el vigésimo primer Congreso Mundial de La Viña y El Vino en la localidad de Punta del Este.

“Uruguay es un país importante que se destaca por las condiciones de elaboración, comercialización y genuinidad de los productos”, aseguró Lez.

En este sentido, el pasado 25 de agosto, la ministra de Turismo de Uruguay, Liliam Kechichián, defendió en la Exposición Universal de Milán (Italia) que su país tiene “el potencial” para alimentar a más de 50 millones de personas con productos destacados como el vino.