Decretan tres días de luto en El Hatillo por asesinato de funcionario policial

RDP-18-SEP-15
Foto: Prensa El Hatillo

 

El alcalde David Smolansky decretó tres días de luto a partir de hoy viernes 18 de septiembre en la Alcaldía del municipio El Hatillo y el Instituto Autónomo Policía Municipal de El Hatillo, a raíz del asesinato del oficial Kevin Valera, hecho acaecido en horas de la noche del pasado jueves.

Nota de prensa

La primera autoridad municipal ofreció declaraciones en rueda de prensa, en la que reseñó que Valera fue asesinado por múltiples disparos en el rostro y las piernas, cuando llegaba a su residencia, ubicada en la calle Bogotá, sector Los Sin Techos, El Cementerio, municipio Libertador. El crimen ocurrió delante de su esposa, de 26 años de edad, quien también es funcionaria de Polihatillo, y delante del bebé de ambos, de menos de 2 meses de nacido.

Smolansky narró que 7 sujetos interceptaron a la pareja con el fin de despojarlos de sus pertenencias, entre ellas el arma de reglamento. Pero no conformes con ello, le quitaron la vida vilmente al funcionario, quien tenía 28 años de edad, pertenecía a Polihatillo desde 2013 y estaba adscrito al Departamento de Evidencias.

“Ayer la esposa de Valera vio cómo su pareja perdió la vida por múltiples disparos, y el bebé escuchó cómo el hampa despiadada que hoy tiene azotada no solamente a Caracas sino a todo el país le cegó la vida a su padre”, expresó Smolansky.

El alcalde especificó que este es el primer funcionario de Polihatillo que ha sido asesinado en los 21 meses que tiene al frente de la gestión municipal, y es la primera vez en lo que va de 2015 en que es robada un arma a este cuerpo policial. Sin embargo, “este es el funcionario número 100 que ha sido asesinado este año en la Gran Caracas, entre policías locales, estadales y nacionales” agregó.

Para el levantamiento del cadáver de Valera fue necesaria una comisión mixta conformada por 100 uniformados, pues el sector se encuentra dentro de “una de las mal llamadas zonas de paz, en las que hay una guerra declarada contra cualquier funcionario policial que arriesga su vida para garantizar la vida de otros”, informó Smolansky.

“Esperemos que este crimen no quede impune, que haya justicia, y que quienes estén en las calles de nuestro país sean los funcionarios policiales ejerciendo su autoridad, y no sean los delincuentes generado terror y enlutando a cientos de miles de familias”, finalizó el alcalde del municipio El Hatillo.