Betsy Bustos: ¿Qué salario resiste el costo de la canasta básica familiar?

l_betsy-bustos-nueva

“Ningún sueldo o salario resiste el costo de la canasta básica familiar en Venezuela ¿Qué pretende este gobierno? ¿Matar de hambre a la población? ¿Dominar a un pueblo por el hambre y la necesidad?”.

De esta manera se expresó la diputada al Consejo Legislativo del estado Aragua (Clea), Betsy Bustos a propósito de las cifras más recientes publicadas por el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM), según las cuales al cierre del mes de julio la canasta alimentaria se ubicó en Bs. 41. 681,70 y la canasta básica familiar en Bs. 65.013 bolívares.

De acuerdo con el reporte mensual del Cendas, la canasta alimentaria experimentó un incremento de Bs. 9.658,19 con respecto al mes de junio (30,2%). En un año ha subido 228,5%, y la canasta básica familiar aumentó Bs. 10.808 en relación al mes de junio de 2015. Pero, en términos porcentuales, la CBF aumentó 201,4% en comparación con el mes de julio de 2014.

“Si partimos de la base de que el salario mínimo en Venezuela es de Bs. 7.421,67 y en un solo mes la canasta alimentaria subió Bs. 9.658,19 ¿Cómo hace una familia de 5 miembros que percibe un solo salario mínimo para cubrir sus necesidades de alimentación? Con razón la gente que tiene un empleo formal prefiere retirarse y meterse a bachaquera para, de esa manera, obtener ingresos que les permita cubrir medianamente la alimentación, vestido, calzado, educación, transporte y salud”.

En Venezuela se necesitan 5,6 salarios mínimos en una familia de cinco miembros para poder completar la canasta alimentaria, mientras que para cubrir la cesta básica se requieren 8,8 salarios mínimos. Pero es que tampoco alcanza el ticket de alimentación, cuyo monto oscila entre 75 y 112,50 bolívares -equivalentes al 0.50 y el 0.75 de la unidad tributaria vigente que tiene un valor de 150 bolívares-.

La también dirigente regional de Primero Justicia está consciente que esta espiral de inflación – escasez – desabastecimiento no se detendrá mientras el gobierno continúe importando todo en detrimento de la producción nacional.

“Este gobierno ha pretendido combatir las consecuencias de un grave problema, pero no sus causas. Aquí lo que tenemos que hacer es apostar por la producción nacional. Si todo ese dineral que supuestamente se ha invertido para importar comida, medicamentos, bienes y servicios se hubiese destinado al país, no solamente tendríamos productos hechos en Venezuela, sino que hubiésemos fomentado la mano de obra venezolana y estaríamos atacando la escasez, el desabastecimiento y la inflación que se han convertido en una enfermedad perniciosa”, explicó.

Por eso, la parlamentaria de Aragua insistió en trabajar con ahínco para ganar la Asamblea Nacional, el próximo 6 de diciembre, con la mayoría requerida para aprobar con la urgencia del caso la Ley de Producción Nacional y la Ley de Impulso al Mejoramiento, Equiparamiento y Defensa del salario en Venezuela.

Bustos pidió a los venezolanos exigir al gobierno que defienda lo hecho en Venezuela. “No es posible que aquí se aprueban decretos exonerando de todo pago a las importaciones en beneficio de los productores de otros países, mientras a los productores venezolanos no solamente les clavan decenas de impuestos, sino que además les establecen márgenes de ganancia no superiores a 30% cuando la inflación de este año ya supera el 100% Eso que hace el gobierno de Maduro – Cabello se llama traición a la patria, ni más ni menos”.

 

El dato

En de julio de 2015 la Canasta Alimentaria Familiar se ubicó en 41.681,70 bolívares. Representa un aumento de 9.658,19 bolívares (30,2%) con respecto al mes de junio, según el Cendas.

El Cendas informó que la canasta alimentaria ha aumentado 228,5% en un año, entre julio de 2014 y julio 2015.

El Cendas también reporta la escasez de todos los productos regulados por el gobierno: leche en polvo, sardinas enlatadas, atún enlatado, pollo, carne de res, margarina, azúcar, aceite de maíz, queso blanco duro, caraotas, arvejas, lentejas, arroz, harina de trigo, pastas alimenticias, harina de maíz, café, mayonesa y queso amarillo.

También escasean el jabón de baño, detergente, lavaplatos, cera para pisos, compotas, Nenerina, papel tualé, pañales, toallas sanitarias, toallines, toallitas, servilletas, leche condesada, leche líquida de un litro, cloro, suavizante, desodorante, afeitadora desechable, crema dental, champú, gel fijador sin alcohol, jabón azul de panela, insecticidas y aproximadamente 49 medicamentos, también regulados por el gobierno.

Cendas reporta, por ejemplo, que las caraotas negras subieron 479,7%, al pasar de Bs. 50,20 a Bs. 291,00 el ½ kilo, pero en el mercado negro se llegan a conseguir a Bs. 1.400 el kilogramo.

El tomate, por ejemplo, pasó de Bs. 166  a Bs. 380 bolívares el kilo en julio; la cebolla pasó de Bs. 166 a Bs. 346 el kilo; el ajo de Bs. 778 a Bs. 1.306 el kilo; y el pimentón, de Bs. 230 a Bs. 326 el kilo y las papas subieron de Bs. 267,60 a Bs 278,60 el kilo.

El precio del pollo subió a Bs 406 el kilo, aunque el precio regulado es de Bs. 65, mientras que el precio de la carne de res molida y la de lagarto se consiguieron en Bs. 960, aunque está regulada en Bs. 220. La carne para bistec, regulada en Bs. 250 el kilo en julio estaba en Bs. 1.060.

El queso blanco duro, con un precio oficial de Bs. 38,35 el kilo, se vende en Bs. 700, mientras que el cartón de huevos en julio se vendía a Bs. 564.