“Es una grosería gastar 480 millones de dólares en aviones Sukhoi ante crisis económica que enfrenta Venezuela”

Foto prensa
Foto prensa

Para el presidente de Copei en Carabobo, Jesús Enrique Gánem, el anuncio hecho por el presidente Nicolás Maduro de adquirir 12 aviones Sukhoi-30 a Rusia cuyo monto alcanzaría los 480 millones de dólares aproximadamente, representa una ofensa y una grosería ante el momento de crisis económica y social que enfrenta Venezuela. NP

“Esta adquisición de armamento militar por 480 millones de dólares es una señal de irresponsabilidad e inconsciencia por parte del Presidente de la República por cuanto el pueblo en este momento se encuentra atravesando una situación de desabastecimiento y altísimo costo de la vida”, expresó Gánem quien precisó que esta medida en consecuencia viene a ser una demostración más de que “Maduro está de espaldas a la triste y crítica realidad que vivimos los venezolanos”.

Gánem, en nombre de la dirección regional de Copei Carabobo, expresó su rechazo y molestia por esta situación que -a su juicio- nuevamente va a traducirse en mayor endeudamiento para el país, tomando en consideración que cada avión tiene un costo de aproximadamente 40 millones de dólares, según las últimas adquisiciones que se han hecho recientemente.

“Con estos recursos que casi alcanzan el medio millardo de dólares en total, se podría reactivar el aparato productivo nacional, comprar alimentos, mejorar la situación en los hospitales que no tienen insumos; este dinero debería invertirse en mejorar la calidad de vida de los venezolanos, el sueldo de los trabajadores universitarios y adquirir medicamentos”, enfatizó.

Además, denunció que con esta maniobra hecha por el presidente Nicolás Maduro horas antes de viajar a Quito, Ecuador, donde sostendrá un encuentro con su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, el mandatario venezolano continúa jugando a mantener un pote de humo permanente, utilizando esta treta para montar un show “como si estuviésemos en una especie de estado prebélico, una preguerra o confrontación externa y desatiende lo principal que es buscar una salida a la difícil crisis que afrontan todos los venezolanos el día de hoy”.

“¿Qué necesidad tiene Venezuela de endeudarse una vez más? ¿Por qué se desatiende la situación económica? ¿Por qué jugar a esta irresponsabilidad? ¿Por qué seguir montando shows para hacer ver un supuesto poderío bélico?” se preguntó Gánem, al tiempo que ratificó que el Gobierno juega a hacerse el poderoso buscando amedrentar e intimidar con esta clase de medidas, ante la inminente derrota electoral que se les avecina en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre donde la alternativa del cambio logrará una mayoría indiscutible en la Asamblea Nacional.