Alertan sobre la alta frecuencia de hechos violentos en los liceos del país

fvm
El presidente de la Federación Venezolana de Maestros, Orlando Alzuru Mendoza

La Federación Venezolana de Maestros (FVM), alertó que existe una “alta frecuencia” de hechos violentos en los liceos, los cuales pudieron registrar a  través de un estudio sobre la violencia en los liceos, realizada por la Fundación para el Desarrollo Integral del Docente, adscritos a esta organización sindical.

Prensa Venezuela y sus maestros

“El 95% de los  miembros de la muestra informó lidiar con situaciones de violencia física o verbal dentro su liceo, lo cual resulta un porcentaje contundentemente alto para ser un recinto educativo. Solo un 5% (redondeado) dijo que “Nunca” vivía ese tipo de situaciones en el liceo”, indica el informe, donde se detalla que se realizaron  1 mil 64 cuestionarios a estudiantes de  liceos públicos de los estados Miranda, Vargas, Guárico, Zulia, Trujillo, Sucre y Distrito Capital,  entre primero y tercer año, en los meses de junio a julio.

Aparte de este trabajo de campo realizaron análisis de de publicación electrónica, entre los que cabe mencionar el Diario la Verdad, El Tiempo, Diario Avance, Radio Fe y Alegría, El Estímulo, Clímax, La Verdad de Vargas y El Universal, durante el período comprendido entre enero y julio de 2015, la cual arrojo que los hechos de violencia encontrados  tuvieron lugar en las más diversas localidades del país tales como Nueva Esparta, Carayaca, El Tigre, Tucupita, Puerto Cabello, Los Teques, Macuto, Boca de Uchire y Macarao. “Lo cual pone de manifiesto que este tipo de hechos se da en todo el país y no solo en las zonas urbanas o en la región capital”.

Cuando exploraron la periodicidad de los actos de violencia encontró que un 57% de los encuestados indicó que vive este tipo de eventos todos los días en su escuela y un 23% dijo que ocurren una vez por semana, lo cual refleja una alta frecuencia de estos. “Solo un 5% de los estudiantes, de entre primer y tercer año, consultados señalaron que nunca observan actos violentos”.

En cuanto a la intensidad de estos eventos el 75% expresó que son “algo violentos, 13% dijo que son “bastante violentos” y sólo 7% “peligrosamente violentos”.

Asimismo encontraron que por igual varones y hembras actúan como agresores en un 68% y resultan agredidos en un 64%. “Estos hechos se registran en espacios muy concurridos como son a la salida del plantel  en un 63% y en un 62% en los patios y canchas”. Además reportaron los encuestados que 77% de los profesores se dan cuenta de estos hechos.

Además el 41%  de los encuestados respondió  que ha observado la presencia de algún tipo de arma en sus instituciones. Entre los más utilizadas esta la navaja, seguido por los cuchillos, pedazos de vidrios y armas de fuego.  “Esta información es sumamente preocupante ya que se trasvasa los límites de las peleas a insultos y golpes, al uso de instrumentos letales llevados con regularidad a un recinto educativo”, refleja el informe.

También encontraron que un “altísimo porcentaje”, de alumnos han presenciado dentro de su liceo hechos de violencia directa de tipo verbal (tales como insultos, sobrenombres, hablar mal de esa persona) y físico (golpes, empujones).

“El 87% ha visto que los estudiantes se insultan y ofenden; el 80% ha presenciado que se han golpeado y causado lesiones; el 77% sabe que ocurren robos; el 75% e que se destrozan los objetos de otros como y útiles escolares, teléfonos, etc. y el 62% informó que hay estudiantes que obligan a otros a hacer cosas que no quieren como puede ser robar o hacerle mandados”, reza el estudio.

Al investigar la violencia ejercida a través de medios electrónicos, encontraron que  el 45% de los alumnos sabe que ciertos compañeros han recibido mensajes electrónicos a través de los cuales se les insulta, amenaza o amedrenta; y, un 36% tiene información de que se envían fotos de contenido sexual.

Ante estos resultados la  FVM a través de la Fundación para el Desarrollo Integral del Docente propone crear un Observatorio de Violencia entre Escolares, en las que se examinen todas evidencias empíricas que permitan caracterizar el fenómeno; y que, conociendo la idiosincrasia nacional, pueda proponer planes maestros de acción.

“Explicar el marco normativo y legal del abordaje de eventos violentos en los liceos.  Involucrar a los padres de familia, partes del problema y de la solución, en dinámicas que fomenten la integración del hogar y la escuela en un marco de justicia y paz.  Formar a los docentes para: identificar manifestaciones de violencia que vayan más allá de las obvias físicas y verbales que incluyan los subtipos encubierta, exclusión, sexual y virtual; manejar situaciones conflictivas; accionar ante eventos de violencia grave”, recomiendan.

Además proponen  trabajar con los alumnos los conceptos de valores, paz, tolerancia, respeto, equidad fraternidad, entre otros.