Eurocámara lamenta que UE haya tenido que decidir reparto de refugiados

Refugiados sirios llegan en ferry al puerto griego del Pireo, procedentes de Lesbos (Reuters).
(Reuters)

 

La Eurocámara lamentó hoy que los ministros de Interior de la Unión Europea (UE) hayan tenido que decidir el reparto de 120.000 refugiados mediante un sistema de votación por mayoría cualificada, pero se mostró satisfecho por las señales que indican el fin de la parálisis de la UE en esta crisis.

EFE

“Es lamentable que los estados miembros tengan que recurrir a una votación por mayoría para decidir sobre el traslado de los 120.000 demandantes de asilo, pero esta decisión es sumamente bienvenida”, señaló el presidente de la comisión responsable de Migración y Asilo en la Eurocámara, Claude Moraes, tras el consejo extraordinario de Interior de la UE que se celebró hoy en Bruselas.

Los estados miembros deben evitar respuestas tibias y mover el debate de cuestiones simples a otros asuntos urgentes, como la reubicación de los refugiados, recalcó el eurodiputado socialdemócrata.

El político británico sostuvo que ahora es el momento de avanzar hacia un acuerdo sobre un mecanismo de reubicación permanente “para asegurar respuestas rápidas y suaves a futuras situaciones de emergencia”.

En su opinión, es “esencial” que en la cumbre extraordinaria que tendrá lugar mañana en Bruselas y en la reunión del Consejo de Justicia e Interior del próximo 8 de octubre, los estados miembros de la UE se ajusten a las ambiciones tanto del Parlamento Europeo (PE) como de la Comisión Europea (CE), y muestren solidaridad.

Para Moraes es fundamental asegurar que los centros de identificación y de registro -los llamados “puntos calientes”- en Italia y Grecia estén en pleno funcionamiento.

Además, consideró necesario velar por que las garantías judiciales sean respetados en la directiva de retorno y que los países que albergan la mayor parte de los refugiados reciban prestaciones de ayuda.

Moraes señaló que el Parlamento Europeo ha demostrado que está dispuesto a cooperar y participar en un diálogo con el Consejo y la Comisión para tratar asuntos clave, como el de los refugiados.

Además, recalcó que el PE está preparado para seguir trabajando con los estados miembros para ofrecer un sistema de respuesta común que sea “digno de Europa y que asegure la protección y ayuda de los refugiados”.