Médicos declaran cierre técnico del Hospital Central de San Cristóbal

medicos

 

Previa asesoría jurídica y tras intentar por distintas vías ser escuchados por el gobierno regional, los médicos del Hospital Central de San Cristóbal aprobaron en asamblea declarar el cierre técnico del centro asistencial más importante de la región, a partir de este lunes 21 de septiembre, por la falta de insumos para atender a los pacientes, publica La Nación.

De esa manera, entre otras medidas, los galenos decidieron suspender las cirugías electivas, las consultas externas y el servicio de triaje, mientras que continuarán en la atención de emergencias y servicios como neonatal, oncología, pediatría y emergencia de adultos; sin embargo lo harán, según dicen, “con las uñas”, pues no cuentan ni con los insumos más básicos, como solución fisiológica, inyectadoras, analgésicos, antibióticos, ni siquiera papelería para darle la debida atención a los usuarios, ni tampoco equipos y condiciones del ambiente laboral.

A más de 47 días de conflicto, en el cual los médicos inicialmente se negaron a suspender las consultas y cirugías electivas, para no afectar a los pacientes, y se declararon en asamblea permanente, finalmente tomaron la decisión de declarar el cierre técnico, luego de que se agudizara la situación de escasez total de herramientas de trabajo, y el silencio e indiferencia de las autoridades ante tal situación.

La doctora Nelly Núñez, presidenta del Colegio de Médicos, luego de la asamblea asumió la vocería para explicar que, además de los problemas de insumos, los médicos del Hospital Central, actualmente tienen un salario mensual por debajo del mínimo establecido en el país.

Otra de las decisiones adoptadas por los médicos en la asamblea, fue no entregar a los familiares de los pacientes, listas de insumos o récipes para que ellos adquieran los medicamentos como se los ordenaron mediante comunicación escrita las autoridades regionales de salud, pues pedir a los pacientes que compren esos insumos es inconstitucional y por lo tanto desobedecerán esa orden, al recordar que le corresponde al Ejecutivo dotar los Hospitales y red de centros médicos públicos.

Refirió que los médicos están sometidos a condiciones laborales no aptas en sus ambientes de trabajo, pero además sometidos a un fuerte estrés laboral, y presión psicosocial, al recibir a los pacientes y no poder hacer nada para salvarlos por no contar con las herramientas para cumplir con los protocolos de atención establecidos por autoridades de salud nacional y mundialmente, conscientes de que se puede incurrir incluso en mala praxis por la ausencia de esos insumos.

Anunció la doctora Núñez que seguirán insistiendo en la solicitud de establecer una mesa de diálogo, pero con la participación directa del gobernador Vielma Mora, para que conozca la situación real, ya que llevan mucho tiempo con esta petición y no han sido atendidos.

Los médicos además esperan solicitar el aumento del bono de productividad, para que se establezca sobre unidades tributarias, y emplazarán a la Federación Médica Venezolana para que se logre un aumento de salario, ya que son ellos quienes firman contratación colectiva con el gobierno nacional, y a Corposalud ya se le solicitó en muchas oportunidades que se establezca un contrato colectivo regional, que al momento no tienen.

Por los momentos cada médico redactará y entregará una carta explicativa de las razones por las cuales se adhiere al cierre técnico, para que quede muy clara la situación en cada servicio.

Además, elaboran la documentación legal necesaria para explicar el cierre técnico, y se anexarán las cartas de cada médico, para ser entregados a la directiva del Hospital Central, a la Inspectoría del Trabajo y a Inpsasel, en principio se pensó entregar al comité de seguridad laboral del Hospital o a sus delegados, pero nos enteramos que eso no existe a pesar de que la ley lo establece.

Laura Sobral