Smolansky rechazó diferimiento de la audiencia de Ledezma

Foto prensa
Foto prensa

David Smolansky, Alcalde de El Hatillo y dirigente nacional de Voluntad Popular, rechazó el sexto diferimiento de la audiencia de Antonio Ledezma para el 21 de octubre. Exigió libertad plena para el Alcalde Metropolitano, injustamente preso desde el 19 de febrero de 2015, cuando fue detenido de forma violenta y arbitraria en su oficina ubicada en la Torre Exa. NP

“No podemos permitir que el gobierno siga utilizando el poder judicial para encarcelar a ciudadanos inocentes, que han sido electos por el pueblo para ejercer cargos públicos. El sistema de justicia venezolano no puede seguir siendo el brazo ejecutor de las decisiones arbitrarias que toma el PSUV”, sentenció Smolansky.

El dirigente nacional de Voluntad Popular señaló que promover un cambio político en Venezuela no es delito. “Acusar a Ledezma de conspiración y asociación para delinquir, sin pruebas, es desconocer el Estado de Derecho. Es hora de ponerle fin a la criminalización de la oposición. Queremos un mejor país, luchamos por la vía democrática para lograr el cambio que Venezuela necesita y el ejercicio de nuestros derechos políticos no puede ser calificado como un crimen”, apuntó.

Smolansky les recordó a los jueces que tienen en sus manos la decisión de aplicar justicia o pasar a la historia de Venezuela como los “juristas del horror” que condenaron a centeneras de jóvenes, ciudadanos y dirigentes políticos inocente para intentar mantener a un gobierno de vocación totalitaria en el poder.

“El pueblo venezolano defiende la democracia y no permitirá, en pleno siglo XXI, la instauración de una nueva dictadura que pretenda someter a sangre y fuego a la tierra de Bolívar. La escasez, la inflación, las humillantes colas que los venezolanos hacen para intentar comprar un kilo de arroz o de harina, es la prueba más evidente del fracaso de un modelo económico y político que engañó al pueblo. El objetivo del gobierno es someter a los venezolanos por hambre, mientras ellos se enriquecen producto de corrupción, con el dinero que le pertenece a los venezolanos”, agregó Smolansky.

El líder político ratificó su apoyo a Antonio Ledezma, Daniel Ceballos, Lumay Barreto, alcaldes perseguidos por una justicia injusta y reiteró que continuarán en la calle exigiendo la libertad de más de 70 presos políticos cuyo único delito es querer una mejor Venezuela. “Los presos políticos son el reflejo de un pueblo que no se rinde. Y no los vamos a dejar solos. Seguiremos en la lucha. El 6D tenemos la oportunidad de cambiar la historia de Venezuela, abrir las celdas de estos venezolanos que han soportado torturas, humillaciones y vejaciones por parte de un régimen que no respeta los Derechos Humanos”.