Artur Mas: Las elecciones del domingo “llevan a la libertad” de Cataluña

AFP
AFP

El presidente regional de Cataluña, Artur Mas, aseguró este viernes ante una gran multitud que las elecciones del domingo, presentadas por él como un plebiscito sobre la independencia, “llevan a la libertad” de esta región nororiental de España.

AFP

“Estas urnas son las urnas que llevan a la prosperidad, a la justicia social, a la solidaridad, a la igualdad de oportunidades, llevan a la esperanza, llevan a la dignidad y llevan a la libertad”, vociferó el líder independentista en el último mitin de su coalición Junts pel Sí (Juntos por el Sí) antes del cierre de la campaña.

“El futuro (de Cataluña) tiene un día especial este domingo, el próximo 27 de septiembre, un día histórico”, dijo Mas.

A los pies de la montaña de Montjuic en Barcelona, ante unas espectaculares fuentes y un monumento de cuatro columnas que simboliza las cuatro franjas rojas de la bandera catalana, esta coalición consiguió reunir a decenas de miles de personas.

Formada por el partido CDC de Mas (centroderecha), la izquierda republicana ERC y destacadas personalidades de la región, entre ellas el técnico de fútbol Pep Guardiola, esta lista se presenta como la clara favorita en las elecciones.

Si junto al partido de izquierda radical independentista CUP suman una mayoría de escaños en la nueva cámara regional (68 de 135), prometen lanzar un proceso de separación de España para constituir en 2017 la República Catalana, aun sin la mayoría de sufragios.

“Somos un pueblo que ha llegado a las puertas de su libertad, que no se quiere rendir y que no se rendirá”, dijo el líder de ERC, también candidato de Junts pel Sí, Oriol Junqueras.

“Yo le prometía a mi abuelo que algún día lo conseguiríamos, y ese día ha llegado”, confesó con la voz quebrada.

A priori las elecciones sirven únicamente para cambiar el parlamento regional, pero los independentistas quieren convertirlas en el referéndum sobre la secesión que reclaman desde 2012 y Madrid no concedió porque no se ajusta a la legalidad.

El jefe del gobierno conservador Mariano Rajoy repite constantemente que no habrá independencia de Cataluña, mientras sus ministros lanzan un cúmulo de advertencias sobre las consecuencias negativas de la secesión de esta región que contabiliza un 16% de la población española y un 19% de su riqueza.