Dámaso Jiménez: La jugada de Rosales

thumbnailcolaboradores-190x1301No es candidato a nada porque su postulación para encabezar la lista del Zulia fue rechazada 24 horas después de propuesta por el máximo órgano electoral, sin embargo nadie puede negar que el manejo de la expectativa en torno a un simple anuncio sobre el posible regreso al país de un exiliado político, ha logrado impactar de forma rotunda en las redes sociales y convertirse para mal o para bien en el principal tema de conversación en las largas colas de los supermercados, en los buses, los bancos, restaurantes, medios de comunicación, incluso en las oficinas públicas del gobierno chavista, lo que convierte la conferencia vía Skipe de este jueves en la calle 72 de Maracaibo, en la mejor campaña de intriga política a escasos 2 meses para las elecciones.

En la Venezuela hiperinflacionaria, corrupta, apocalíptica y preelectoral de finales del 2015 no existe realmente la certeza de nada y por el contrario todo se teje desde la misma especulación que se desprende del secretismo del Estado. Nadie sabe nunca lo que pasará.

No existe orden de captura desde la Interpol, al parecer su acusación formó parte de una conspiración política de alto nivel según palabras del propio ex magistrado Aponte Aponte poco después de caer en desgracia con el gobierno. Su principal acusador, José Luis Pirela, retiró su testimonio luego de confesar la falsedad del mismo. El hecho que aún no ha sido presentada indica que posiblemente no existe inhabilitación a pesar del rechazo de su candidatura.

Según los expertos se trata de una jugada de sacrificio que podría devolverle a Rosales el protagonismo perdido o terminar definitivamente tras las rejas, atrapado en la oscuridad de una justicia amarrada a las instancias férreas del poder chavista de la que pudo escapar en su momento.

Que lo investiguen

Para José Luis Pirela, quien fuera su acusador cuando fungía como factor del chavismo y mano derecha de Mario Isea en el extinto PPT, el problema de Rosales es en dos tiempos.

“Yo hice la denuncia en el 2004 y la declararon en archivo fiscal bajo la presunción de que ninguno de los bienes que señalé habían sido adquiridos con fondos del gobierno regional, con lo cual no podían sancionar a Rosales.

Luego en el 2008 pretendieron fraguar y montar una grabación. Era una trampa, parte de una campaña sucia para involucrar al líder de la oposición en delitos de corrupción y malversación que eran totalmente falsos”, confesó.
Pirela actualmente es un opositor acérrimo al gobierno y lidera el partido Avanzada Progresista Popular, es una ficha cercana al liderazgo de Henry Falcón dentro de la MUD y representa el chavismo disidente que busca el cambio. Es candidato principal en el circuito 9 de San Francisco, un extenso e importante cuadrante de la capital zuliana.

“Llegó un momento que no quise prestarme más para esa vagabundería y me negué, a pesar de las amenazas que recibí cuando tomaron mis acusaciones para engordar el falso expediente que le prepararon a Rosales. Lo declaré abiertamente y creemos que el regreso de Manuel Rosales es un acto de valentía política y un acto de responsabilidad acorde con el rumbo democrático que está buscando Venezuela”, dijo Pirela.
El ahora candidato opositor confesó que se reunió con Rosales en varias oportunidades y lograron superar las diferencias.
“Pasamos la página”, dice y argumenta:”no tiene sentido que sigamos peleándonos cuando el país reclama que actuemos juntos en unidad”. Sin embargo a pesar de haber estado tan cerca de quienes fraguaron la conspiración jurídica contra Rosales, desconoce las acciones que pueden estar previstas por el Estado chavista una vez se presente públicamente en territorio venezolano.

“Pase lo que pase voy a acompañar a Manuel en su decisión en caso de que ocurra algún riesgo en su llegada. Si lo detienen y lo convierten en preso político sería un ensañamiento del gobierno contra el liderazgo opositor, porque si el gobierno lo que quiere es investigarlo lo que tienen que hacer es citarlo al tribunal para que declare y presente sus argumentos y alegatos y pueda ser juzgado perfectamente en libertad”.

Él sabe lo que está haciendo
La esposa de Rosales es la actual alcaldesa de Maracaibo, Eveling Trejo de Rosales, y ha expresado sus temores por las complicaciones y el riesgo que acompañará al padre de sus hijos durante el tan anunciado retorno definitivo.
“Yo estoy angustiada con todo esto del regreso de Manuel, pero lo estoy apoyando porque él me dijo que sabe lo que está haciendo”.
Esta segura que la gente los acompañará en el acto donde Rosales anunciará la fecha de su retorno definitivo, rememorando viejas campañas en la calle 72 de Maracaibo.

Esta vez será una imagen en pantalla, pero servirá como una concentración de la MUD con todos los factores de la coalición de la unidad que apoyan el regreso de Manuel.

La alcaldesa de Maracaibo está consciente de que es un acto político de reencuentro entre los candidatos de la fórmula unitaria y la gente que quiere un cambio. Rosales es el factor emocional que anunciará su regreso. Sin embargo se desconoce cómo se efectuará esta aparición, si será de forma clandestina o seguida en televisión o redes sociales por miles de hogares en vivo y directo; si ya lo ha hecho en otras oportunidades, incluso disfrazado burlando los controles del gobierno, o es la primera vez que se atreverá a hacerlo, si habrá una situación violenta por parte del gobierno o sencillamente veremos un abrazo en familia desde la tarima, avivando la épica del mito y la leyenda.

Aunque sus abogados alegan que todas las acusaciones en su contra fueron desmontadas, sobre Rosales pesa una orden de detención por presuntas irregularidades administrativas.

“Yo no puedo decir que Rosales no será detenido, pero él tiene un gran olfato y un gran liderazgo. Dice que él es el boleto de retorno de muchos que se han ido y quiere evitar que miles de venezolanos sigan buscando su futuro fuera de la patria. Aquí el tema es motorizar el cambio, buscar soluciones a este problema económico e hiperinflacionario y detener el derrumbe que sufre el país con nuevas propuestas y con corazón, sin mezquindades.”

¿Fly de sacrificio?

Para el periodista Darwin Chávez las amenazas de Diosdado Cabello siguen latentes, pero considera que independiente de las consecuencias es el momento para la reaparición del exgobernador del Zulia en la escena política, así lo pongan preso.

“Si lo ponen preso su imagen como perseguido político tendrá repercusiones en la deteriorada imagen internacional que pesa sobre el totalitarismo de Maduro, pero si no lo ponen preso Rosales será un aliciente importante para la campaña de la MUD en el Zulia y posiblemente buscará medirse el próximo año para la gobernación. Muchos se preguntan si negocio con el gobierno, yo creo que no, si esa fuera la opción hubiese aceptado todas las propuestas que recibió y no estaría en la incertidumbre”.

El articulista político Ángel Monagas señala que uno de los más afectados con el retorno de Rosales es el gobernador de la entidad, Arias Cárdenas, que apenas alcanza un 32% de aprobación sin Rosales en el escenario político.

Señala que es el momento para la reaparición de Rosales sobre todo cuando se prevé la salida de la propuesta chavista tanto a nivel nacional como regional.

El sociólogo y analista César Morillo señala que el anunciado regreso de Rosales a territorio venezolano le daría un impacto a la política venezolana, no solo para las elecciones del 6D sino posterior a ellas. “Si el gobierno lo mete preso ratificarían su carácter totalitario y cercenador de libertades públicas a menos de 60 días para las elecciones, si lo dejan en libertad como indican las circunstancias Rosales se convertiría en un protagonista de la política venezolana y del proceso democrático no solo del Zulia sino de todo el país.
@damasojimenez