Empleados y obreros de LUZ paralizados por segundo día

Foto laverdad.com
Foto laverdad.com

Los empleados y obreros esperaron hasta las 6.00 de la tarde. A esa hora decidieron si reincorporarse a sus labores en La Universidad del Zulia o seguir por segundo día con un paro de 24 horas. Al llegar la hora Asdeluz comunicó que la promesa de pago no se cumplió. Hoy trancarán nuevamente las entradas del alma máter en protesta.

La Verdad

La paciencia de Asdeluz se puso a prueba. Ayer, la entrada del Maczul estuvo trancada. En el acceso se defendieron los derechos del personal administrativo y obrero. Julio Villalobos, presidente de la Asociación de Empleados de La Universidad del Zulia, lideró el reclamo.

El Gobierno incumplió los compromisos acordados en la II Convención Colectiva Universitaria. “Tomamos la decisión de retirar al personal administrativo a partir de este momento y dar un margen de espera hasta las 6.00 de la tarde de hoy para el ingreso de los recursos restantes. De no hacerse efectivo el pago los trabajadores convocamos a un paro para el miércoles”.

Joan Montaño, delegado sindical de los obreros en la DSI, comentó que además de las exigencias salariales se hacía un llamado a Jorge Palencia, rector de la universidad “Queremos que se pronuncie de inmediato porque desde hace ocho meses se nombró una comisión de reingeniería de la Dirección de Seguridad Integral y estamos viviendo una desidia. No tenemos ningún tipo de material de trabajo desde que esta comisión llegó. No tenemos patrullaje, no tenemos implementos, ni siquiera para hacer un oficio o informe con algún suceso que haya ocurrido en la universidad. No tenemos ni una hoja blanca, por eso hemos trancado los portones”.

Recalcó que los 420 empleados encargados de la seguridad no tienen herramientas. “En la noche el área universitaria es totalmente oscura y si no tenemos camionetas qué efectividad podríamos tener ante un hurto”.

Manifiesta que solo se le pagó la diferencia que le correspondía por el bono vacacional. “La del sueldo el Gobierno no la canceló. Hasta que no paguen no se abrirán los portones y quedarán suspendidas las actividades de esta casa de estudio”. Conocieron que ayer les llegarían los recursos restantes para cumplir con el contrato colectivo. “Nos deben el 52 por ciento del beneficio que nos corresponde”.