Fernández: Estamos ante un gobierno que convierte la abundancia en escasez y somete al pueblo a vivir muerto de sed

Helen Fernandez_012

Las frecuentes protestas de las comunidades caraqueñas por la falta de agua aumentan la preocupación de la Alcaldesa Metropolitana encargada, Helen Fernández, por las desmejoras del servicio y su impacto en la vida de los ciudadanos. La pregunta que queda en el aire para quien dirige el despacho metropolitano es ¿qué está haciendo el Gobierno Nacional para solventar la problemática y cuáles son las políticas que desarrolla Hidrocapital en este sentido?

“Estamos ante un gobierno que convierte la abundancia en escasez y somete al pueblo a vivir muerto de sed. Es deber del gobernante garantizar y generar políticas públicas que conduzcan hacia un vivir mejor, pero no ha sido así. Este es un problema muy complejo que se puede resumir en la falta de planificación y prevención. Ejemplo de esto ocurre en El Valle, hace 15 días declaramos una alerta en esa Parroquia aledaña al embalse La Mariposa, debido a que pasan semanas sin agua, tras el colapso de los servicios por la construcción de viviendas sin planificación”, aseguró Fernández.

José María de Viana, ex presidente de Hidrocapital, aseguró al diario El Nacional hace un mes que “la última obra de incorporación de fuentes de agua para el área metropolitana se entregó en 1998, cuando se puso en funcionamiento el embalse de Taguaza”, lo que deja en evidencia la ineficiencia del Gobierno en materia de mantenimiento y actualización de las infraestructuras que brindan bienestar a los Caraqueños. Al contrario, en los últimos meses se reportan más de cuatro protestas semanales en distintos sectores de la ciudad capital y del país por falla en el suministro del vital líquido.

En relación con las cifras, de acuerdo con información recogida por el censo de 2011, al menos 20% de los caraqueños no recibe agua todos los días. En 2013, un estudio realizado por el urbanista Roger Martínez arrojó datos sobre el despilfarro de agua como una de las causas del déficit de este servicio. Martínez aseguró que el 30% del agua que corresponde al Área Metropolitana de Caracas se pierde en viviendas y empresas, pero además, gran parte se pierde a través de fisuras en tuberías que ya están vencidas. “Las tuberías tienen una vida útil de 50 años y en el caso de Caracas la mayoría data de 1950”, afirmó el Urbanista.

En este sentido, la Alcaldía Metropolitana ofrece el Plan Estratégico Caracas Metropolitana 2020 como un avance en la Planificación de la ciudad. “Pese a los recortes presupuestarios y de competencias, hemos sostenido nuestro programa de tanques “Agua para la vida”, donde entregamos una posibilidad a los ciudadanos de contrarrestar un poco la falta del servicio. También hemos beneficiado a los centros de enseñanza con el programa “El Agua va a la escuela” y, de forma continua, apoyamos con cisternas a nuestras comunidades”, dijo la Alcaldesa encargada.

Helen Fernández reconoce que la falla en el suministro de agua potable es un problema grave, pero asegura que para solucionarlo se necesita unir esfuerzos. “Mientras las demás ciudades del mundo van dejando la pobreza a través de planes estratégicos que gozan de planificación, el Gobierno central sordo y mudo nos conduce al atraso. Se trata de un asunto con raíces profundas que si no se atiende con políticas integrales es difícil que se resuelva. Necesitamos un trabajo mancomunado entre Gobierno Nacional, local, expertos y comunidad para avanzar al cambio hacia una Caracas de inclusión”, concluyó.