Plan Paraguay pide “velar” por la vida de niñas que quedan embarazadas

Foto archivo
Foto archivo

 

La sección paraguaya de la ONG Plan Internacional, dedicada a la protección de los derechos de la infancia, hizo hoy un llamamiento para “velar” por la vida de las niñas embarazadas, al tiempo que advirtió que esos embarazos son la principal causa de muerte en adolescentes en Paraguay.

EFE

“La protección infantil es el punto más importante cuando está en peligro la vida de una niña, eso es lo que se tiene que velar”, explicó a Efe Mariella Greco, quien añadió que en Paraguay el 20 % de los embarazos son de adolescentes.

Las complicaciones derivadas de embarazos precoces engrosan las cifras de mortalidad materna y neonatal en Paraguay, que sigue teniendo una de las tasas más elevadas de la región, según el relator de la ONU sobre el derecho a la salud, Dainius Puras, que visitó el país este mes.

Entre las principales recomendaciones de Plan Internacional para abordar dicha problemática está potenciar la educación “en todos los ámbitos, en la escuela y en la casa”, aseguró Greco.

“Las niñas y adolescentes que completan una educación de calidad son las niñas que más pueden avanzar”, dijo la representante del organismo en Paraguay.

Greco hizo esas observaciones tras la presentación del informe “Los asuntos pendientes de los derechos de las niñas”, que se realizó hoy a nivel mundial y es parte de la campaña “Por ser niña”.

La campaña está impulsada en conmemoración al Día Internacional de la Niña, que busca centrar la atención en los problemas que enfrentan exclusivamente a las menores, reconociéndolas como un grupo diferenciado y llamando la atención sobre su situación de vulnerabilidad dentro de la sociedad.

A nivel mundial, 62 millones de niñas siguen fuera del sistema educativo, mientras que en Paraguay el 25 por ciento de las niñas no superan los 6 años de escolarización (la educación primaria), según Plan Paraguay.

Plan Paraguay solicitó a los organismos del Estado una “mayor articulación” para abordar esta problemática para “sumar esfuerzos” y dejar de “invisibilizar” a las niñas, acotó Greco.