“Es una irresponsabilidad de la AN aprobar presupuesto del 2016 sin exigirle al BCV que publique las cifras”

RDR-Manuela Bolívar

Si el Banco Central de Venezuela insiste en seguir escondiendo los indicadores económicos, la bancada de la Asamblea Nacional del PSUV aprobará el presupuesto de la nación correspondiente al 2016 a ciegas y sin elementos reales que permitan planificar el gasto del país para el próximo año, informó Manuela Bolívar, candidata a diputada por la Alternativa Democrática por el estado Miranda.

Nota de prensa

Bolívar condenó que en lo que va de 2015 el BCV no ha publicado las cifras de inflación, escasez ni las balanzas de pago. Agregó que también se desconoce cómo fue el comportamiento de la economía en el pasado debido a que no han publicado el PIB del cuatro trimestre del 2014. “Es una completa irresponsabilidad que Nelson Merentes, presidente del BCV, se preste para esconder los indicadores del país y más irresponsables serían los diputados de la AN que sin conocer las cifras aprueben un presupuesto que a la larga será un cuchillo de doble filo”, destacó.

La candidata de la Unidad por Miranda informó que se espera que la semana que viene el ministro Rodolfo Marcos Torres haga la presentación formal al Parlamento y que luego será revisado por la comisión de Finanzas y Desarrollo Social. Sin embargo, “advertirnos del riesgo que corremos todos los venezolanos si se aprueba un presupuesto sin conocerse las cifras reales de nuestra economía. Las consecuencias de esto las vamos a pagar todos por la vagabundería del Ejecutivo y el BCV”.

Bolívar se preguntó cómo hará el gobierno para calcular el dinero que tienen que invertir para cubrir los distintos gastos de la nación en materia de salud, educación, cultura, entre otros, si no se sabe ni siquiera cuánto es la inflación que se registra.

En vista de esta situación, Bolívar aseguró que uno de los primeros funcionarios que deben ser interpelados en la nueva Asamblea Nacional es Nelson Merentes “para que explique y rindan cuentas sobre por que prostituyó la labor del BCV como una institución autónoma, violando toda la legislación nacional”.