Ismael García: La hora de la rebelión de los votos llegó

thumbnailismaelgarciaNicolás Maduro en una especie de delirio extremo o de desquiciamiento ha dicho en los últimos días una y otra vez que ellos van a ganar las elecciones parlamentarias como sea y a como de lugar, a pesar de que todas las encuestas de propios y extraños dicen que tiene el 84% del pueblo venezolano rechaza su gestión al igual que quienes creían en el liderazgo de su antecesor también lo condenan, al igual que a sus candidatos porque representan la ineficiencia y la corrupción. No obstante, el 6 de diciembre la sociedad en su conjunto junto a la fuerza de la unidad democrática, lograremos una victoria avasallante para dar paso a ese clamor de cambio que se respira en las calles, en las barriadas, en los pueblos, en las ciudades y en todos los ámbitos del país, porque la hora de la rebelión de los votos llegó. No vengan entonces a tratar de amedrentar, chantajear e intimidar al país con mensajes subliminales, porque el pueblo perdió el miedo y no creen en esos cuentos que solo persiguen desmotivar a la población, pero la voluntad de cambio no la para nadie, ni siquiera las estrategias burdas y balurdas de Maduro, que sigue apelando a tácticas y construyendo situaciones para distraer la atención de la gente que le reclama acciones para enfrentar la escasez, el desabastecimiento, la inflación, la inseguridad y cuantos problemas, pero como no tiene como darle la cara al pueblo se la pasa fabricando guerras, enfrentamientos, estados de excepción y otros cuentos para darle largas a lo inevitable.
El desespero de Maduro es tal, que quiere que la oposición firme un acuerdo para “respetar” las elecciones parlamentarias, pero quienes han irrespetado los resultados electorales en los últimos tiempos han sido precisamente los oficialistas, tal es el caso del estado Miranda, que como no han reconocido el triunfo de Henrique Capriles Radonski, le montaron una corporación paralela para sabotearle la gestión, así mismo ocurrió en el estado Amazonas y en el municipio Mario Briceño Iragorry de Maracay, nombraron un General para confiscar las actuaciones y responsabilidades del alcalde Delson Guárate, incluso les secuestraron 12 compactadoras de basura lo que ha generado una crisis sanitaria en la región. Así que no vengan a dárselas de santos y a estar haciendo propuestas con trasfondos mal intencionados porque representan una burla al pueblo y a la soberanía del país, porque ellos en ese petitorio hablan además de respetar la Constitución Nacional y preservar la paz, y es justamente, lo que más ha hecho Maduro, violar la carta magna y atentar contra la paz del pueblo venezolano con sus políticas erradas e ineptas; también solicitan que se respete al CNE como único árbitro para anunciar los resultados electorales, y es que precisamente el ente comicial el 6 de diciembre tendrá que anunciar el triunfo avasallante del pueblo y de la unidad democrática venezolana.
Así que no nos extrañe que Maduro en su desesperación siga propiciando situaciones para exponerlas ante la opinión pública como sabotaje de la oposición, pues yo le digo que mano segura no se tranca. Así que lo emplazo a que termine de dar la cara al pueblo venezolano de su ineficiencia y su ineptitud, que nos han llevado sin lugar a dudas a la peor crisis de la era republicana de nuestro país. Maduro no quiere admitir que su gobierno acabó con el aparato productivo del país, entonces habla de guerra económica para distraer la atención del pueblo; habla de sabotaje en el sistema eléctrico, y es que no admite que colocó a un Presidente en Corpoelec que prometió al pueblo que en cien días resolvería esta situación y de lo contrario renunciaría, pues ni lo uno ni lo otro, ni resolvió la crisis en materia eléctrica ni renunció al cargo, prefirió seguir enchufado a los privilegios del gobierno y quedar como un inepto, entonces Maduro con su cara muy lavada pretende achacar responsabilidades a la oposición; recientemente, crearon un decreto de estado de excepción en estados fronterizos como Táchira, Zulia y Apure, y a más de mes y medio de esta medida arbitraria, el problema de la escasez, el contrabando y de un territorio sin ley siguen igual o peor. Aquí es la ineptitud y la corrupción del gobierno quienes conspiran contra su gestión.
El gobierno pretende generar un clima de tensión e inestabilidad, para justificar una arremetida violenta contra dirigentes de la oposición, porque este sería uno de los pocos recursos que le queda para seguir dando patadas de ahogado y mantenerse en el poder cosa que no van a lograr porque serán aplastados por la vía del voto. La gente está clara, y sabe que el voto de la unidad encarnado en la tarjeta de la MUD, ubicada en la esquina izquierda de abajo del tarjetón, significan el verdadero cambio, el resto de las tarjetas, representan a Maduro y a su política ineficiente, incapaz y corrupta que nos ha llevado a un atolladero, del cual saldremos a partir del 6 de diciembre con la fuerza y la decisión del pueblo venezolano que pide cambio ya.

Ismael García
Diputado a la Asamblea Nacional
Primero Justicia
@ismaelprogreso