“La inseguridad se agrava en el país por pésimas políticas del Gobierno”

Salvatore

 

Este miércoles, el dirigente del partido Voluntad Popular, y ex preso político, Salvatore Lucchese, criticó los resultados de las desacertadas políticas que en materia de seguridad el gobierno viene implementando, señalando como principal causa la actual Ley de Policía Nacional que, a su juicio, sólo ha servido para chantajear a los alcaldes y gobernadores que no están alineados con el partido de gobierno.

“Desde hace algún tiempo vengo diciendo que la Ley de Policía Nacional debe ser derogada para dar paso a una ley mucho más moderna, que no sirva de amenaza y chantaje permanente para los alcaldes y gobernadores que adversan al régimen, pues aquí en Venezuela si algún gobernador o alcalde no sigue la línea partidista del PSUV, entonces vienen desde el poder central e intervienen sus policías”.

Lucchese indicó que el problema de la seguridad se ve más agravado cuando se observa que algunos cuerpos policiales han exhibido recientemente conductas criminales que producen vergüenza.

“El fracaso más grande del régimen en materia de seguridad fue la creación de esa Policía Nacional Bolivariana, pues se preocuparon más por la cantidad de efectivos que irían a las calles a hacer bulto, que por la calidad, la formación y el profesionalismo de esos funcionarios”, dijo, añadiendo que en los países del primer mundo el mayor esfuerzo se pone en buscar policías profesionales, formados adecuadamente.

Agregó que como consecuencia a lo anterior, en nuestro país se le dio entrada a algunos criminales a los cuerpos policiales, señalando como ejemplo lo sucedido recientemente en la ciudad de Maracay, donde cuatro Policías Nacionales secuestraron a un comerciante, situación que generó un tiroteo en la autopista Regional del Centro con efectivos de la policía científica, dejando como saldo a uno a un secuestrador muerto y a dos detenidos.

“Hechos como este se repiten a diario, muchos ni si quiera llegan a los medios porque son ocultados deliberadamente. Pero para nadie es un secreto que los jefes y supervisores de esta Policía Nacional son muchos de los delincuentes que botaron de la policía Metropolitana y del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, Sebin, que, por estar enchufados con el PSUV, ahora tienen esos cargos”, expresó, lamentando que una policía tan joven -apenas fundada en el 2009- ya tenga estos vicios.

También refirió otro hecho ocurrido esta semana, donde dos policías de la alcaldía de Caracas junto a otros dos delincuentes montaron una alcabala en el sector Hoyo de La Puerta para secuestrar a un ciudadano, situación que fue repelida por funcionarios de la policía municipal de Baruta.

“La descomposición dentro de los cuerpos policiales está tan extendida que, una vez que salgamos de este régimen, estamos en la obligación de intervenirlas y depurarlas para que, gente que si sabe de policías, honesta y capacitada, forme la nueva policía que garantice paz a los ciudadanos”.

En referencia a los operativos denominados Operación para la Liberación del Pueblo, OLP, indicó que lejos de ser una solución se han convertido en un generador de más violencia, pues una vez que los cuerpos policiales abandonan los sitios donde se realizan las detenciones, los antisociales ajustician a los ciudadanos que informaron dónde estaban los delincuentes, tal como sucedió recientemente en Caracas en la Cota 905.

“Esta gente está actuando como escuadrones de la muerte, no apegados a derecho, pues por la forma en la que llegan obligan a los delincuentes a actuar como animales heridos cuando están acorralados, salen a jugárselas todas, lo que se observa en el número de muertes que suceden”.

Explicó que para que estas sean más exitosas el gobierno debe dejar en las zonas tomadas una presencia policial, pues de lo contrario se estaría dejando en la mano de Dios a los ciudadanos honrados que pasaron la información. “Hay que entrar en los sectores, capturar a los delincuentes y luego dejar un patrullaje para que esta sea una zona rescatada y la gente se sienta segura”.

Finalmente, hizo referencia a las granadas que en los últimos días han aparecido en manos del hampa, responsabilizando a la Fuerza Armada por ser la encargada de velar por este tipo de armamento. “El gobierno sabe de dónde han salido tanto las granadas como los fusiles encontrados en mano de la delincuencia, pues este armamento contiene un serial y registro y es fácil determinar, buscando en el parque de armas del Ejercito, cuáles son las que faltan, de dónde salieron y quién es el responsable, pero al gobierno le interesa mantener esta información oculta así como también oculta el número de muertes los fines de semana. No quiero pensar que todo esto lo permiten estos forajidos para luego culpar a la oposición, pues ayer el presidente Maduro dijo que estas granadas venían del paramilitarismo para desestabilizar al gobierno y siempre ha buscado vincular a la oposición con el paramilitarismo colombiano”.

“Aquí todos hemos visto a la ministra penitenciaria, la señora Iris Varela, decir que esos colectivos, a los que ellos han armado, ser un bastión de la defensa de la revolución. ¿Defenderla de quiénes? Defenderla de la gente descontenta, del ciudadano común que ya no se aguanta más esta situación”, dijo.

Nota de prensa