Centro Latinoamericano de la NO Violencia condena detención arbitraria al periodista Gregory Quiñonez

gregory

EL Director de Derechos Humanos de La Organización internacional Centro Latinoamericano de la NO Violencia Capítulo Venezuela Miguel Méndez Fabbiani expresa su total rechazo por la detención arbitraria y brutal del Joven periodista Gregory Quiñonez quien fue salvajemente Secuestrado por la fuerza de su hogar por funcionarios de los cuerpos represivos del Estado (SEBIN) y hasta el momento se desconoce su paradero.

Esta nueva detención totalmente ilegal, cargada de agresiones y maltratos físicos viene a ser practica reiterada de regímenes militaristas y dictatoriales, así protestamos enérgicamente la amenaza y amedrentamiento contra un joven profesional honesto y cabal. Esta es una continuación de los arrestos y detenciones arbitrarios que ha venido desarrollando el régimen en contra de los editores y directivos de medios de comunicación social, sin importar la opinión de la sociedad venezolana y de la comunidad internacional, ello tiene como objetivos a los periodistas que han ejercitado su derecho a expresarse sin autocensura de ninguna especie y han estructurado frontal denuncia en contra de la corrupción generalizada del régimen.

La salvaje detención de un joven trabajador de quince y último, demuestra enajenación y el franco desespero del régimen de Nicolás Maduro a quien responsabilizamos directamente de la vida e integridad física de este humilde comunicador. Pareciera el régimen decidido a destruir y fulminar cualquier vestigio de disidencia dentro del país.

Igualmente iniciaremos inmediatamente denuncias firmes ante la comunidad internacional dada la conducta violenta y forajida del régimen y las consecuencias que de ello pudieren derivarse.

El Centro latinoamericano Para LA NO Violencia manifiesta su más profundo y enérgico rechazo a la detención ilegal y arbitraria de Gregory Quiñones. Miguel Méndez Fabbiani expresó “La detención de Quiñones en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN) constituye un secuestro flagrante por parte de las autoridades del régimen de Nicolás Maduro, que continúa dejando en evidencia su absoluto irrespeto al derecho a la manifestación pacífica y al libre pensamiento, consagrados en la Constitución Nacional. Dicho encarcelamiento se produce única y exclusivamente para fomentar la autocensura y el miedo en lo poco que resta de prensa independiente en Venezuela”.

Considerando la crítica situación que atraviesa Venezuela en lo que respecta a la represión y persecución de la disidencia, así como la violación continua y sistemática de los Derechos Humanos, este hecho indigno representa un nuevo caso que continúa engrosando el expediente de Nicolás Maduro como un claro transgresor de los derechos fundamentales, no solamente de los venezolanos, sino de ciudadanos de cualquier nación que disientan del régimen que mantiene a Venezuela como un Estado forajido.

Desde El CELANV exigimos la liberación inmediata de Gregory Quiñones y exhortamos a los factores democráticos de Venezuela a ejercer todos los mecanismos legales y constitucionales para lograr la excarcelación de este joven inocente de toda culpa que ha sido arbitrariamente detenido.

Igualmente, hacemos un llamado a la comunidad internacional para que inste al régimen de Nicolás Maduro a que adopte de manera urgente las medidas necesarias que garanticen los derechos políticos de todos los ciudadanos que viven en Venezuela, así como se respete el derecho de reunión, a la libertad de asociación y libertad de expresión, y el fiel cumplimiento de las normas consagradas en el derecho internacional con respecto a los derechos humanos y los tratados suscritos en la Carta Democrática Interamericana de la Organización de Estados Americanos (OEA) y en el Protocolo de Ushuaia y el Protocolo de Montevideo (MERCOSUR).

Extendemos nuestro espíritu de solidaridad y acompañamiento a la familia de Gregory Quiñones quienes son personas muy humildes del interior de República.

Igualmente denunciamos ante la comunidad internacional nuestro temor por lo que pudiese ocurrir con Sus familiares directos ya que nos encontramos ante un régimen dictatorial que viene arremetiendo contra su propio pueblo

EL CELANV Capítulo Venezuela manifiesta su más profundo y enérgico rechazo a la detención ilegal ocurrida en la casa del periodista. La detención de quiñones a quien suponemos en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN) constituye un secuestro flagrante por parte de las autoridades del régimen de Nicolás Maduro, que continúa dejando en evidencia su absoluto irrespeto al derecho a la manifestación pacífica y al libre pensamiento, consagrados en la Constitución Nacional, tal como lo hacen los sistemas dictatoriales.

Dicho encarcelamiento se produce Considerando la crítica situación que atraviesa Venezuela en lo que respecta a la represión y persecución de la disidencia, así como la violación continua y sistemática de los Derechos Humanos, este hecho indigno representa un nuevo caso que continúa engrosando el expediente de Nicolás Maduro como un claro transgresor de los derechos fundamentales, de cualquier ciudadano que disienta del régimen que mantiene a Venezuela como un Estado forajido.

Desde El CELANV exigimos la liberación inmediata de Gregory Quiñones y exhortamos a los factores democráticos de Venezuela a ejercer todos los mecanismos legales y constitucionales para lograr la excarcelación de este joven arbitrariamente detenido.

Igualmente, hacemos un llamado a la comunidad internacional para que inste al régimen de Nicolás Maduro a que adopte de manera urgente las medidas necesarias que garanticen los derechos políticos de todos los ciudadanos que residen en Venezuela, así como se respete el derecho de reunión, a la libertad de asociación y libertad de expresión, y el fiel cumplimiento de las normas consagradas en el derecho internacional con respecto a los derechos humanos y los tratados suscritos en la Carta Democrática Interamericana de la Organización de Estados Americanos (OEA) y en el Protocolo de Ushuaia y el Protocolo de Montevideo (MERCOSUR).

Extendemos nuestro espíritu de solidaridad y acompañamiento a esta nueva víctima de la represión de parte de un sistema totalitario y dictatorial, tal como lo somos a diario todos quienes pensamos distinto en Venezuela.

Np