El pueblo venezolano le pasará factura a Maduro y su combo por @jorgebarrosod

JorgeBarrosoThumbnail-190x130¿Qué pasó con las medidas económicas que anunciaría Maduro el lunes? ¿Acaso se arrepintió o los asesores le recortaron la cuerda para que no siguiera metiendo la pata? Seguramente analizando estudios se dieron cuenta que la medida desesperada de anunciar un aumento chucuto de 30% al salario mínimo, no causó el impacto positivo que esperaban en la población. Ahora, ¿qué estarán tramando?

Pareciera que buscan jugar, y es que jugar con la desesperación y la necesidad del venezolano es lo que mejor saben hacer. La escasez se ha agudizado en los últimos días y se dice que es parte de una estrategia política de cara a las elecciones del 6 de diciembre, en las cuales Maduro y su combo se saben perdidos. Hay que alertar al pueblo, a no caer en semejante bajeza. Cuidado con aquel que toca a la puerta y deja una bolsa de comida a cambio de su voto y su conciencia.

Esa bolsa de comida no resolverá su problema, como tampoco lo hace el aumento chucuto anunciado la semana pasada. ¿Qué hace un venezolano con 74 bolívares diarios? Si eso no alcanza ni para una empanada o un café, ni siquiera el desayuno es sustentable con ese incremento salarial que fue anunciado con bombos y platillos. ¿Por qué tanta burla, Maduro? Acaso no sabes que el pueblo está cansado que jueguen a la pelota con sus necesidades.

Hoy estamos esperando respuesta. Hoy somos mayoría porque la crisis nos une a todos, sin importar nuestra forma de pensar. Hoy somos una inmensa mayoría que ve sus sueños mutilados por tanta injusticia que se vive en Venezuela. A nadie le alcanza el sueldo, todos hemos tenido que pasar por el desagradable y humillante momento de hacer cola para comprar un paquete de harina o un producto de higiene personal, hay quienes son marcados como ganado para evitar trifulcas. Y mientras tanto Maduro y su combo disfrutando de una fiesta privada, en camionetas blindadas y escoltas, usando ropa de marca y comiendo exquisiteces, esperando que la fiesta nunca acabe. Ellos sólo son sinónimo de hambre, crisis y desesperación.

¿Qué dirían los ojos de su padre político?, si lo único que se ve es hambre, desesperación y descontento en el pueblo. La rueda de la fortuna ya indicó tu suerte, Maduro. Difícilmente te salvas de esta factura que te pasará el pueblo venezolano, el 6 de diciembre.

Hoy somos una mayoría que queremos comer bien, dormir tranquilos y que el dinero nos alcance. Y el 6 de diciembre esa mayoría se movilizará hasta las urnas de votación y expresará con contundencia su descontento ante tanto abandono e injusticia. El futuro de Venezuela está abajo y a la izquierda del tarjetón, porque los candidatos de la Unidad son la única solución a este problema. Vamos a contarnos.