En Zulia pagan un dineral por llenar tanques de agua

Foto: Milko Marín
Foto: Milko Marín

“En casa pagamos mensualmente alrededor de 9.600 bolívares para llenar el tanque de agua, por lo menos tres veces al mes, porque desde que empezó el problema de la sequía este año y aumentaron los días de racionamiento no llega el servicio por tubería, a pesar de tener bomba, cochinito, ceba. Nada, simplemente no sube ni una gota”, contó Maritza Guerra, residente del sector Ciudadela Faría, donde vive con cinco personas más, reseñó Panorama.

Ella tiene en su casa un tanque de ocho mil litros, con una capacidad de almacenar 40 pipas. El costo regulado de cada pipa, según la zona donde está residenciada Maritza es de 45 bolívares; sin embargo, los camiones cisternas se la venden en 80 bolívares, aún cuando tienen la enorme calcomanía con los precios regulados pegados en el tanque. “En teoría yo tendría que pagar 1.800 bolívares por llenar el tanque, pero termino pagando casi el doble”.

Según lo establecido, a principios de septiembre, en la ordenanza municipal que regula el servicio, calidad y precios de agua potable en la capital zuliana, la pipa del líquido en la zona 1 tiene un valor de 45 bolívares, mientras que en la zona 2 el precio es de Bs. 50.

En el caso de venta por tanque del cisterna, también dependerá de la zona a abastecer y los litros. El de 8 mil litros se venderá en Bs. 1.800 y Bs. 2 mil por viaje y el de 12 mil litros, en Bs. 2 mil 700 y
Bs. 3 mil.

Según los números que maneja Hidrolago, la disponibilidad de agua en el sistema Manuelote-Tulé con el canal de trasvase es para 78 días más.

Para Juan Díaz, residente de Panamericano, contó que no solo se trata de cancelar el costo del agua, sino de rogar a los conductores para que te la lleven. “Después de la crisis del agua, hay que llamarlos con muchos de días de anticipación, enviarles mensajes de textos, es decir, hay que jalarles para que te vengan a llenar el tanquecito.

Yo conozco hasta quienes ofrecen un poco más de lo adicional que ya ellos cobran, para que vayan más rápido”, precisó.

Las denuncias que hacían los ciudadanos en septiembre era de precios que oscilaban entre 55 y 60 bolívares la pipa. Ahora son 80 bolívares por pipa, y ha pasado apenas un mes desde que se establecieron los nuevos precios del vital líquido.

Roberto Madueño, residente de Valle Frío, enfatizó que de su presupuesto mensual debe apartar por lo menos tres mil bolívares. “En casa solamente somos mi esposa y yo, por eso nos dura un mes el tanque, pero de mi sueldo debo gastar adicional por un servicio que ya me factura la hidrológica una vez cada mes. Eso no puede ser, porque yo estoy conectado legalmente”.

En Valle Frío, tras el esquema de suministro de agua es de 36 horas x 108, la presión de agua ha bajado considerablemente. Algunas casas no reciben agua por tubería los días que les corresponde, pero aquellas viviendas que les llega el servicio les dura muy pocas horas. “Son seis horas más o menos, y algunos vecinos llenan los tanques, y no pueden lavar ropa”, dijo María Vera.