Medidas improvisadas del Gobierno nos ha llevado a un desastre económico

unnamed

 

La candidata de la Unidad en el circuito uno de Miranda, Delsa Solórzano, aseguró durante un recorrido casa por casa en el sector Las Dalias del Municipio Guaicaipuro que entre la escasez, sueldos que no alcanzan y precios por las nubes “se nos va la vida a los venezolanos”.

Detalló que mientras la canasta alimentaria está en Bs. 78.655, el Gobierno anuncia un aumento insuficiente “con un día de salario, que equivale a 74, 2 bolívares, no alcanza ni para comprar un kilo de carne, las medidas improvisadas del Gobierno de Maduro nos ha llevado al peor de los desastres económicos, una situación jamás vivida en el país”, dijo.

La abanderada de la Unidad en los Altos Mirandinos agregó que el anuncio del incremento es una burla para el país. “Un aumento del 30 % es nada en los bolsillos de los venezolanos, porque con eso no se compra nada en un supermercado ¿Qué puede hacer un ama de casa con un sueldo mínimo de Bs. 9.648,18? ¿Qué se come con ese aumento?”, se preguntó.

“Hace falta que Maduro y Cabello salga a la calle y conozcan la realidad. No han hecho más que burlarse de la necesidad de nuestro pueblo. ¿Será que Cabello, Jaua y Maduro pueden vivir un mes con Bs 9.648,18? ¿Cuándo será el día que veamos a Jaua, Maduro y Cabello en colas comprando alimentos?”, puntualizó la candidata al Parlamento Nacional.

Solórzano indicó que cada día más venezolanos están claros de que el cambio es posible desde la Asamblea Nacional, “se puede lograr porque se va a discutir el ajuste del salario, no como una medida de chantaje sino porque es necesaria la solución de los problemas de los venezolanos. Se va a legislar para garantizar un presupuesto nacional justo, destinado al beneficio del país y no sólo de un grupito”.

Durante su recorrido por la populosa comunidad guaicaipureña, aseguró que desde la AN “vamos a legislar para proteger las pensiones de las personas de la tercera edad para que les alcance, y se va a controlar el gasto del gobierno, controlando el dinero que se utilice en obras e inversión. Se incentivará la producción nacional y el esfuerzo privado, con un marco legal que genere confianza y no persecución, para mejorar la economía del país”, concluyó Delsa Solórzano.