Si duermes mucho los fines de semana te dará “jet-lag social”

jetlag

Por término medio, las personas dedican más de 175.000 horas a la agradable tarea de dormir. Más que por vicio, que también, parece ser que si cada persona le dedica la tercera parte de la vida a esta actividad es porque el sueño cumple la importante función de recuperar el equilibrio fisiológico interno (homeostasis). Gracias a esto, tanto el cuerpo como la mente “recargan las pilas” y se preparan para un nuevo día, informa el diario español ABC

Pero en realidad cualquier momento no es bueno para dormir. De forma natural el organismo tiende a sincronizarse con la luz del día y a repetir cada día el mismo ciclo. Pero los hábitos de vida y la propia biología tienden a desajustar este reloj, y entonces llega el agotamiento tanto físico como mental.

Esto es especialmente importante cuando se trata de adolescentes o niños que están en pleno proceso de crecimiento. En este sentido, investigadores de la Universidad Complutense de Madrid han publicado un estudio en la revista «Chronobiology International» en el que han concluido que los adolescentes que duermen poco entre semana pero mucho los fines de semana (unas tres horas más) registran un menor rendimiento académico y cognitivo que aquellos que descansan de forma más regular.

Lea la nota completa en ABC