Francisco Cardier: Más de setenta mil personas con paludismo al sur de Bolívar

Barcazas frente a la carcel de El Dorado al sur del estado Bolívar (2)

Proyecto Venezuela considera muy lamentable, y hace un llamado de atención a los entes gubernamentales que tienen que ver con la saud de los habitantes del sur del estado Bolívar, en donde mas de sesenta mil personas están padeciendo paludismo, denunció el diputado Francisco Cardier, diputado regional y presidente de proyecto Venezuela en el estado Bolívar.

El diputado habló sobre la gravedad y la anarquía en esta parte del estado Bolívar, ante la bulla del oro y piedras preciosas, aunado a la grave contaminación de los ríos, con enfermedades como el paludismo, que es alarmante en todos los campamentos mineros, en donde se extrae oro.

Ante ésta “bulla” de oro, hay mucha gente en esta parte del estado Bolívar, en donde mineros improvisados de treinta o mas nacionalidades, buscan la riqueza del precioso mineral que abunda en esta parte del país, y en donde no hay ley ni centros de salud que puedan atender, a esta cantidad alarmante de enfermos con paludismo.

“ En el sector de Bizcaetarra, antes de llegar a la “Piedra de la Virgen”,Las Claritas, Km.88,La Leona, El Callao, desde Upata, toda esta zona minera incluyendo la vía de Villa Lola, así como las nuevas bullas en Sicatra, Las Vainitas, Guasipati, hay mas de setenta mil personas con paludismo”, denunció Cardier.

Esto lo sabe el gobierno, asegura Cardier, y que ellos como diputados, están haciendo una petición al gobierno nacional, y a la Organización Mundial de la Salud, porque en esos sitios hay mas de treinta nacionalidades, como brasileros, dominicanos, colombianos, ecuatorianos, peruanos, guyaneses, de todas las nacionalidades, agregó.

Hizo un llamado a los diputados del Mercosur, para que se aboquen a esta problemática, y no ocurra como paso con las vacas brasileras “que no le pusieron salvavidas y se ahogaron”, dijo sarcásticamente el diputado.

Cree que si para algo debe servir el Mercosur, es para la ayuda entre los países, y no para sentarse en un curul, cobrar en dólares, y darse la gran vida, y que hay mucha gente de sus países, que se aventuran en Venezuela, buscando el preciado metal.

Np