Leonardo Fernández: Perderán “como sea”

thumbnailLeonardoFernandezLa tristemente ya célebre frase que desde el gobierno se pronunció: “ganaremos las elecciones como sea”, se ha convertido en una muestra del autoritarismo y  la falta de verdadera democracia en Venezuela. Pero la realidad política ha demostrado en la historia, y sigue demostrando en nuestro país, que cuando se inicia una avalancha ciudadana a favor de un cambio es el pueblo quien termina imponiendo su voluntad “como sea”.

Las encuestas a Nivel nacional, incluyendo las que el gobierno encarga, reflejan una intención de votos arrolladoramente a favor de la Unidad, y vaticinan una derrota apabullante a quienes se han encargado de arruinar al país. Los cuentos de guerra económica, los chantajes de una “derecha” que viene a eliminar las misiones, las predicas nacionalistas contra el imperio, son prácticas que ya no rinden frutos, por la nula credibilidad del madurismo.

Pero los sondeos a nivel nacional no son lo más sorprendente, sino las tendencias  en circuitos donde tradicionalmente los resultados han sido ampliamente favorables al oficialismo, donde ahora los candidatos del cambio y la modernidad  tienen la preferencia. Uno de los casos emblemáticos ha sido el resultado que arrojó la encuestadora Datanálisis en el circuito del 23 de enero, todos sabemos que esa zona de Caracas era un bastión del oficialismo, donde los grupos armados “defensores de la revolución” controlaban la vida de los habitantes; ahora los números indican que ni siquiera el factor miedo podrá detener un resultado negativo en ese circuito.

En Maracaibo, el oeste de la ciudad, donde el madurismo esperaba apelar a su voto fuerte, se puede apreciar un cambio en la actitud de la gente, en lugares donde los dirigentes de la Unidad eran rechazados, ahora abren sus puertas a los candidatos del cambio. El trabajo encomiable tanto de William Barrientos como de Elimar Díaz, así como el peso de la crisis han sido el catalizador para un vuelco en las preferencias de los ciudadanos.

El 6-D será un triunfo de los ciudadanos contra un gobierno autocrático, que no se ruboriza el proclamar que piensa ganar “como sea”, que está dispuesto a intimidar presionar y amenazar para conseguir el voto forzado de los venezolanos. Pero esta vez el pueblo le pasará por encima a todos los trucos a los que están dispuestos, la ola ciudadana que crece día tras día es indetenible, para decepción del gobierno ya sus métodos antidemocráticos no surten efecto entre un pueblo que camina hacia el futuro.