Pérez Vivas: Cierre de fronteras es típico de una dictadura comunista

César Pérez Vivas

 

Durante su visita por la frontera colombo- venezolana, específicamente en San Antonio, el exgobernador del Táchira, César Pérez Vivas, luego de escuchar las necesidades de la población evidenció la afectación que han sufrido los habitantes y empresarios tras la implementación de las medidas adoptadas por el Ejecutivo Nacional y Regional.

Nota de prensa

“El cierre de fronteras y la aplicación de un estado de excepción es típico de una dictadura comunista como la que dirige Nicolás Maduro en Venezuela, y se ha convertido en una autorización al presidente de la república para dictar medidas que regulen los derechos de los ciudadanos”, señaló Pérez Vivas.

Dijo que “se está aplicando el estado de excepción bajo el viejo concepto de suspensión de garantías y es lo que en efecto está operando”.

A juicio del dirigente, las restricciones en el intercambio económico y comercial están llevando “a la ruina total” a las poblaciones de la frontera.

Cámara de Comercio presenta propuestas

La presidenta de La Cámara de Comercio de San Antonio, Isabel Castillo, durante reunión sostenida con Pérez Vivas entregó un documento en el que denuncia los excesos a los que han sido sometidos empresarios, trabajadores y comunidad en general por parte de las autoridades regionales y los cuerpos de seguridad del estado.

El problema que han tenido con el sector transporte de carga por abuso de poder, atropello y violación a los derechos constitucionales, es otro de los incidentes denunciados, así como la detención ilegal de la mercancía dentro del casco de la ciudad.

El escrito reza también que han evidenciado falta de profesionalismo por parte de algunos funcionarios del Ejercito, transito, Guardia Nacional, Policía, Civit entre otros, que lejos de orientar al Turista y al Visitante Fronterizo, están a la caza de irregularidades, para en la mayoría de los casos darles un tratamiento distinto al estipulado en las leyes.

Ante la situación, presentaron propuestas como la activación de la Zona Económica Especial fronteriza Ureña San Antonio, encuentros entre las Cancillerías de Venezuela y Colombia para abordar el tema del diferencial cambiario con la participación activa de los que ejercen dicha actividad en la zona de frontera; y solicitar a la Asamblea Nacional la aprobación del reglamento de la ley Orgánica de Aduanas.

Igualmente solicitaron que hasta tanto no exista un régimen jurídico especifico que regule la entrada y salida de mercancías a nivel fronterizo, los funcionarios del Ejército, la Guardia Nacional en materia de resguardo aduanero se abstengan de retener mercancías y en casos debidamente justificados desde el punto de vista legal, lo hagan apegándose estrictamente al ordenamiento legal vigente.

Los comerciantes e industriales fronterizos también instaron a la Defensoría del Pueblo, Fiscalía General, Consejo Legislativo Regional y la Asamblea Nacional para que se aboquen a investigar las constantes denuncias sobre la violación de los derechos Humanos en ésta área de Frontera.