CNP Táchira exige a Conatel respetar el debido proceso en el cierre de emisoras comunitarias

Archivo
Imagen de archivo de un estudio de la emisora Máxima 106.1 FM en Táchira

La secretaria general del Colegio de Periodistas del estado Táchira, Sandra Rondón, aseveró que la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) debe respetar el debido proceso para el cierre de emisoras en la región y la confiscación de sus equipos.

Prensa CNP

“Ya Conatel ha cerrado las emisoras Máxima 106.1 FM, de San Antonio; Guepa, de Ureña; Chacarita de Pregonero y, últimamente, Abejita 101. FM, de Abejales, a cuyos dueños no solamente les impidieron seguir utilizando el espacio radioeléctrico, sino que también les confiscaron sus aparatos de transmisión, causándoles una gran pérdida económica, aunado a su habitual tarea de informa”, explicó.

Dijo que aunque en  el mes de octubre el ente regulador de los medios de comunicación anunció que se efectuarían revisiones a las estaciones radiales fronterizas con Colombia, este no notificó sobre la incautación de artefactos o el cierre de las mismas.

“Lamentamos este procedimiento y el cierre de las cuatro emisoras -dijo-, pues eran estaciones comunitarias que prestaban un servicio valioso en sus comunidades e informaban de todos los eventos, lo que nos obliga a estar en desacuerdo con Conatel, ya que creemos que existen otras vías, distintas a la clausura y confiscación de los equipos, más aún cuando se trata de estaciones pequeñas, pero de gran aporte social en sus zonas de influencia”, añadió.

Rondón agregó que el Colegio de Periodistas del estado Táchira se solidariza con los dueños y comunicadores que perdieron los puestos de trabajo y equipos.