Interés por petróleo socava esfuerzo de OEA por supervisar elecciones en Venezuela

Foto EFE
Foto EFE

Uno por uno, diplomáticos del Caribe y de Centroamérica tomaron la palabra en la Organización de Estados Americanos para elogiar a Venezuela por su programa de exportaciones petroleras subsidiadas. Las efusivas declaraciones son una muestra del reto que la OEA enfrenta al buscar aumentar la presión para que Venezuela abra sus elecciones legislativas del mes próximo a la supervisión internacional.

Franco Ordóñez / El Nuevo Herald

Una semana después de que el secretario general de la OEA criticara duramente a las autoridades venezolanas por no poder asegurar la realización de elecciones justas en diciembre, el presidente de otro cuerpo del organismo interamericano, el consejo permanente, que casualmente es el embajador venezolano, invitó el jueves a uno de sus compatriotas a hablar sobre Petrocaribe, el programa energético de Venezuela del que dependen varios de los países miembros de la OEA.

Venezuela ha distribuido hasta $50,000 millones en petróleo subsidiado en la última década para ayudar a ganarse aliados en el Caribe y Centroamérica.

Eulogio del Pino, presidente de la gigante estatal Petróleos de Venezuela SA (PDVSA), dijo que agradecía la oportunidad de destacar los beneficios del programa que otorga miles de millones de dólares en subsidios. Dijo que quería defender a la empresa de los “ataques” y las “mentiras” en el sentido de que era simplemente un vehículo de influencia política.

Pero también bromeó sobre los rostros familiares que encontró en el consejo y señaló que más de la mitad, 19 miembros de la OEA, son también parte de Petrocaribe.

“Siento como que estoy en una junta de directorio de Petrocaribe con miembros adicionales de la OEA”, dijo el funcionario, que también es ministro de Petróleo y Minería.

Una docena de embajadores del Caribe y América Central se manifestaron a favor del programa tras la intervención de presidente de PDVSA. Varios describieron al fallecido líder venezolano Hugo Chávez como un visionario por desarrollar el programa y agradecieron al mandatario actual, Nicolás Maduro, por continuarlo.

El representante de El Salvador dijo que el programa le permitía a su gobierno concentrar más recursos en áreas de necesidad como el acceso a los alimentos. El embajador de Saint Kitts y Nevis señaló por su parte que el programa les ha ayudado a reducir su deuda pública y el embajador de Guyana dijo que Petrocaribe es un programa que debería ser replicado.

“Lo que oímos es un testamento vivo del compromiso de hacerle frente a la pobreza y la desigualdad en la región”, dijo Diego Pary, embajador de Bolivia.

Más información en El Nuevo Herald.