José Ignacio Guedez: La prostitución del poder

thumbnailJoseIgnacioGuedezEl pasado lunes un candidato a diputado del PSUV y ancla de VTV, insultó a una periodista de Globovision de una forma increíble. Ante la pregunta sobre el caso de los sobrinos de la Primera Dama detenidos por presunto tráfico de drogas, el entrevistado arranca diciendo “Es como que yo mañana diga que tú eres prostituta”. Lo peor es que lejos de rectificar, cuando la periodista le reclama directamente por el irrespeto, el chavista insiste diciendo “es como si yo dijera aquí, ella es una mujer de la vida alegre”.

Por supuesto que este episodio grotesco se volvió viral en corto tiempo, abriéndose un debate estéril sobre si el aspirante a diputado llamó o no realmente prostituta a la periodista. Bastaría con preguntarle a la dama si se ofendió o se sintió halagada pero el verdadero tema de fondo es que el misógino no respondió a la pregunta, la cual fue la siguiente: “No ha habido pronunciamiento oficial sobre la captura de los supuestos familiares de la Primera Dama Cilia Flores. ¿Usted apoyaría una investigación para corroborar si esta denuncia es cierta o no?”.

Una pregunta obvia que lamentablemente nadie hace en los medios públicos y muy pocos se atreven a hacer en un medio privado víctima del chantaje oficial y la autocensura. Cierto que no ha habido un pronunciamiento oficial al respecto, lo que resulta además de insólito, incriminatorio. Pero la pregunta es sencilla y la no respuesta reveladora, esos casos de escándalo mundial que comprometen al Gobierno con hechos de narcotráfico y corrupción no serán nunca investigados mientras no cambie la composición de fuerzas en la Asamblea. He aquí una razón más para votar por la MUD este 6 de diciembre. El año que viene tendrán que rendirles cuentas al pueblo.

Casualidad o no, ese mismo día y en el mismo canal, el periodista Vladimir Villegas entrevistó a Diosdado Cabello, a quien le advirtió fuera de cámara que iba a preguntarle sobre el polémico caso de los sobrinos de Cilia, con la mala suerte que el micrófono estaba abierto y se escuchó al aire. Quizá si la otra periodista hubiera tenido la misma consideración con su invitado no la hubieran comparado con una prostituta. ¿Quién sabe? Lo cierto es que Diosdado dejó mal parado a todos los voceros rojitos al admitir finalmente que los detenidos por la DEA son familiares de la Primera Dama. Lo que no se atrevió Maduro a decir. Sin embargo, la coartada del hombre duro de la revolución fue que a los muchachos los habían secuestrado. Lo curioso es que nadie los defienda, ni siquiera una nota diplomática de reclamo hemos visto. Nos imaginamos que de ser así como dice Cabello, pronto veremos una jornada de recolección de firmas en las plazas Bolívar del país bajo el lema de “Obama, release the flowersfamilynow”. ¿O no?

Este Gobierno perdió ya toda legitimidad moral y este 6 de diciembre perderá también la legitimidad electoral que le queda con una victoria popular en favor del cambio. Pongamos fin a la prostitución del poder y reivindiquemos al periodismo serio y profesional hoy sometido a todo tipo de vejamen. Hagamos respetar a Venezuela.

Twitter: @chatoguedez