Santos propone “cónclave” para “acelerar” proceso de paz con Farc

Foto archivo
Foto archivo

 

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, propuso este viernes un “cónclave” para “acelerar” el proceso de paz con las Farc, y envió a su hermano como “mensajero personal” a Cuba, sede de las negociaciones para poner fin a un conflicto armado de medio siglo.

AFP

“Hoy (viernes) está en La Habana mi hermano Enrique. Lo envié como mensajero personal con Timochenko”, dijo Santos, en referencia a Timoleón Jiménez, jefe máximo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc, comunistas).

Desde la presidencial Casa de Nariño, afirmó que “entre los puntos que están tratando, uno es una propuesta para que los negociadores entren en una especie de cónclave y no salgan de ahí hasta que no tengan todos los puntos resueltos”.

“Todo es para acelerar el proceso”, añadió un día después de cumplirse tres años del inicio de los diálogos.

Ambas partes se comprometieron en septiembre a sellar la paz definitiva a más tardar el 23 de marzo próximo, pero restan por resolverse temas espinosos, entre ellos el acuerdo de justicia, que contempla la creación de un tribunal especial, juicios y penas de cárcel para responsables de crímenes de lesa humanidad, toma de rehenes, ejecuciones extrajudiciales y violencia sexual, pero amnistía para delitos políticos.

Hasta el momento, las Farc y el gobierno han alcanzado tres consensos parciales (reforma agraria, drogas ilegales, y participación política de los rebeldes) y quedan por definir los relacionados con la reparación de las víctimas, la dejación de las armas y el mecanismo de refrendación de los pactos.

La víspera, al cumplirse tres años del inicio de las pláticas en Cuba, ambas partes enviaron mensajes optimistas sobre una negociación que presentan como definitiva.

“Queremos acelerar las negociaciones porque entre más rápido lleguemos al fin del conflicto, menos víctimas vamos a tener”, señaló Santos este viernes.

El mandatario compareció junto al embajador de Estados Unidos en Colombia, Kevin Whitaker, después de firmar un convenio de cooperación con el que la Agencia estadounidense de Cooperación Internacional (Usaid) ofreció 626 millones de dólares en los próximos cinco años para financiar programas de desarrollo en zonas afectadas por el conflicto.

Si firman la paz, las partes ya acordaron convocar una fuerza internacional encargada de supervisar su aplicación. En Colombia, la opinión pública quiere creer en la posibilidad de la paz, y el 52% de la población es optimista, según un reciente sondeo de la firma Gallup.

Los negociadores tienen claro que esta cuarta tentativa de paz entre el Estado colombiano y las Farc debe ser la definitiva, para pasar la página de un conflicto que ha causado en medio siglo al menos 220.000 muertos, decenas de miles de desaparecidos y seis millones de desplazados.