Venezuela y ONU sostuvieron segunda ronda de reuniones sobre el Esequibo

Foto: AVN
Foto: AVN

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, sostuvo una segunda ronda de reuniones en Caracas con una comisión técnica designada por la ONU para tratar la disputa que mantiene su país con Guyana por el territorio del Esequibo, informó hoy la agencia estatal de noticias. EFE

En el encuentro el presidente venezolano “reiteró la necesidad de activar el ‘buen oficiante’ como un medio para que surjan los canales políticos, económicos e internacionales que deriven en una solución aceptable y justa para ambos países”, indicó la Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

La cita que según AVN se dio el jueves en el Palacio de Miraflores, sede de Gobierno, es la segunda de un programa de actividades establecidas por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, después de su reunión con Maduro y el presidente guyanés, David Granger, el pasado 28 de septiembre durante la Asamblea General del organismo.

Tras la reunión anterior, celebrada en Caracas el pasado 14 de octubre, Maduro auguró que para el mes de noviembre se anunciaría una ruta “firme y clara” sobre la ruta diplomática con la que su país y Guyana, con el acompañamiento de la ONU, alcanzarán una solución a la disputa territorial.

Hasta el momento no se conocen detalles ni los avances alcanzados tras el segundo encuentro.

El equipo de Naciones Unidas está formado por seis personas y dirigido por la jefa de Gabinete de la Oficina del Secretario General de Naciones Unidas, Susana Malcorra.

La región del Esequibo está bajo mediación de la ONU desde la firma del Acuerdo de Ginebra en 1966, pero la disputa se agudizó después de que la estadounidense Exxon Mobil descubriera en mayo pasado yacimientos de petróleo en aguas en la zona del litigio.

El Gobierno de Venezuela emitió en la misma época un decreto presidencial que dictaba un orden administrativa de defensa del país, con una demarcación que incluía como propias todas las aguas del Atlántico frente a la costa de Esequibo.

El decreto presidencial venezolano generó el rechazo del Gobierno guyanés.