Consecomercio: Sector privado no cuenta con divisas para importar

AFP/Archivo
AFP/Archivo

La presidenta de Consecomercio, Cipriana Ramos, subrayó que si el mercado nacional no cuenta, en la práctica, con Simadi, Cencoex o subastas de Sicad, las cuales tampoco se liquidan, seguirá siendo el Gobierno el único importador del país, reseñó El Impulso.

Recordó que según declaraciones del vicepresidente Jorge Arreaza, sería el Gobierno el que realizaría estas para final de año y las distribuiría entre la red pública y privada. “Esperemos a ver qué pasa”.

Señaló que el sector que ella representa no cuenta con divisas para importar.

Al consultarle si la importación es buena o mala, consideró que resta fuerzas a la producción nacional. “La importación sea lo que sea, de acuerdo con lo que se esté trayendo al país, es mala”.

Vale recordar casos como el de la leche en polvo, la cual no se elabora en Venezuela.
“Una economía sana o un modelo económico diferente al que tenemos debería importar solamente los productos que no se producen en el país… Pero desde el 2012, principalmente, lo único que se ha hecho ha sido importar todo el consumo nacional, olvidando la industria nacional y el campo”.

Precisó que años atrás se exportaban tres contenedores de sardinas por semanas, así como camarones, limón, mango y otros. Sin embargo, en la actualidad, dichas actividades comerciales no tienen lugar.

La responsabilidad del Gobierno

Respecto a los señalamientos del Gobierno nacional, contra el sector privado, Ciprana Ramos recordó que “todo lo que se importa a Venezuela, pasa por manos del sector público (Cadivi, Cencoex, Seniat, GNB, Sencamer, Contraloría Sanitaria, Insai y otros). Por tanto, un retardo en la entrega de la mercancía o nula importación es también responsabilidad del Estado.

Precisó que son más de 200 las empresas que forman parte del Conglomerado de Empresas, las cuales maneja el gobierno, por lo que también habría una corresponsabilidad en la caída de las cifras de producción nacional. “El Gobierno sigue creando empresas y se mantiene culpabilizando al empresario, entonces, habría que ver quién es el verdadero responsable”.

Al consultarle si bajo su consideración el socialismo es o no productivo, acotó que en Venezuela “se habla del Plan de la Patria” y este no resolverá la crisis del venezolano.
“Tenemos una Constitución electa por una mayoría y es con base en ese contenido que se debe trabajar. Allí se habla del apoyo que debe dar el gobierno a la iniciativa privada, por lo cual también es su responsable de que en este país haya o no alimentos”.

Recordó que además obligan al productor, importador o comerciante a vender al precio que ellos consideran justo.

Prohibir no es la solución

Sobre si habría lógica en una medida como la prohibición o limitación en los procesos de importación, agregó que la disposición correcta sería adaptarse a las circunstancias del país, porque “en este momento necesitamos muchos productos importados, pero Venezuela también puede producirlos con el tiempo”.

Cuando se desea contar con un mercado de ofertas nacionales es el mismo Estado el que se limita a importar, ya que de lo contrario no podrá vender.

Acotó que si es necesario proteger algún sector, será preciso hacerlo a través de las licencias de importación.