En total decadencia el servicio de agua potable en sectores de Puerto Ordaz

afddd38d743943714670dc86d042eecc_L

Pésimo, fatal, ausente… Todos estos adjetivos y sus variaciones son los utilizados por los residentes del sector Alta Vista y la urbanización Villa Alianza, ambos en Puerto Ordaz, al momento de describir el servicio de agua en sus zonas. A pesar de tratarse de un tópico constante, hace aproximadamente una semana ha desmejorado la ya precaria distribución, lo cual ha dejado a gran parte de las viviendas sin poder recibir el recurso hídrico. Correo del Caroní

“Bueno… (el agua) salía, porque ya no hay”, atestiguó Sylvia Romero al referirse al estado actual de la distribución. Desde el fin de semana anterior, el edificio La Llovizna permanece sin agua intermitentemente, desde las 8:00 de la mañana hasta el mediodía, y luego desde la 1:00 de la tarde hasta que se restablece, a las 7:00 de la noche, según sus estimaciones.

Aunque se le ha hecho mantenimiento recientemente al tanque de la urbanización, Romero asegura que el líquido sigue llegando con coloración oscura de manera constante. Al ser así, supone que el problema corresponde a la empresa encargada, Hidrobolívar, y el estado de la maquinaria y tuberías utilizadas en el proceso.

El miércoles, una falla interna en la estación Golfo 7 dejó sin servicio a varios sectores de Puerto Ordaz desde las 8:00 de la mañana hasta las 3:30 de la tarde, de acuerdo con la información publicada por la compañía. Desde ese día, se dice que la distribución hacia los edificios Churún Merú decayó más de lo habitual.

“La calidad del agua es terrible. Tiene tiempo saliendo amarilla y la presión es débil”, manifestó Marlene de Franco. Estos dos puntos se han vuelto el denominador común que engloba las quejas de la comunidad en lo que respecta a este sistema en todos los sectores de la urbe industrial que padecen la precariedad de la calidad del fluido.

 

 

Dependiendo de filtros y bombas

En la urbanización Villa Alianza no hay persona que pueda señalar con exactitud cuándo iniciaron los problemas en la calidad de la distribución. Solo pueden afirmar que la situación, presente por años, no ha tenido respuesta por parte de ningún organismo.

Marilyn Acevedo, quien asegura que el agua se va diariamente por dos horas como mínimo, también declaró que la mayor parte de los residentes depende de las bombas y filtros para asegurar la pureza del agua que consumen. “No sé si el condominio ha realizado alguna petición, me imagino que sí, pero nadie ha venido a arreglar esto”, explicó.

La falta del líquido también ha afectado a los comercios adyacentes, como los que se encuentran en el Centro Comercial Villa Alianza. Omar Rodríguez, empleado de un café-restaurante del complejo, confirmó lo expresado por Acevedo respecto a la calidad del agua en la zona, además de la perpetuidad del problema.

“Nos afecta más que todo al momento de lavar los platos. Tenemos que cargarlos todos hasta planta baja, porque en la planta alta solo llegan gotas. La única forma de que esté decente es cuando prenden la planta del centro comercial”, agregó.