¡Es el pueblo quien clama por cambio y los va a sacar con avalancha de votos! por @damianprat

damianprat¡Es el pueblo

quien clama por cambio

y los va a sacar con avalancha de votos!

La mas reciente encuesta de Datanálisis indica que en la intención de voto de la población podría haber una brecha de mas de 30% entre el cambio, es decir, la Unidad Democrática (tarjeta MUD), y el continuismo madurista en la tarjeta del Psuv. Otra encuestadora, Varianzas, registra esa brecha en 17% quizás en parte porque encuentra que habría un 7% de personas que, deseando votar por la Unidad, confunden la tarjeta MUD con la que el CNE colocó muy cerca y que trata de imitarla. Sobre ese aspecto, hay mucha gente en todo el país -militantes de los partidos, pero también voluntarios- haciendo un buen esfuerzo por difundir y explicar para reducir esa confusión. Es previsible que el engaño se reduzca mucho y por tanto la brecha de ventaja del cambio y la Unidad se parezca mas a la que registra Datanálisis, Otras encuestadoras, como Seijas, IVAD e incluso Hinterlaces han ofrecido resultados semejantes, con ventaja para el cambio-Unidad-MUD de alrededor de 20%-25%. Como diría Tiby, eso ya es irreversible, solo que ella le tocará tragar muy grueso para anunciarlo la noche del 6D.

La otra prueba irrefutable de la implantación de la voluntad de cambio en el pueblo, que debe estar igualmente registrada en las encuestas privadas que tiene el gobierno, es lo que confiesan los jerarcas de la camarilla gobernante, comenzando por el propio Maduro con su actitud desesperada, tratando de sembrar miedo e incluso terror, amenazando a diestra y siniestra, inventando guerras, conspiraciones y sabotajes, criminalizando todo, amenazando feo a los que tienen algún puesto en instituciones del Estado. Observe el lector la ola de insultos de varios jerarcas en los días recientes. Los agravios mas ofensivos y soeces, incluyendo contra personajes de instancias internacionales. Un candidato usando el calificativo de “prostituta” para responder agresivamente la pregunta de una periodista. Un ministro, cuyo gobierno tiene 16 años en el poder, de pronto vomita insultos y llaman delincuente al empresario del conglomerado Polar, “porque producir cerveza es ser delincuente”. Un alto funcionario del Seniat amenazando a sus empleados si no le traen la foto de sus votos del 6D. Maduro amenazando con “lanzarse a la calle” si la oposición gana lo cual es una forma de tratar de amedrentar, usando una “promesa” de violencia que, por cierto, no es mas que bravuconadas para las que ya no tiene pueblo. Todo eso es, en el fondo, es confesión de derrota. Cabello insultando feo al izquierdista, ex canciller del gobierno de izquierda de Uruguay que hoy es secretario de la OEA. ¿Alguien que está ganando recurriría a todo eso, incluyendo la amenaza de violencia “si nos ganan”?.

Pero en el antiguo chavismo hay mucha gente que no comparte esa barbarie. Algunos, allí adentro, dicen que esos desvaríos son causados por la desesperación de los “mega corruptos” que temen perder el poder. Otros piensan que -aunque no quisieran perder- pueden reconstruir su fuerza política en base a un ejercicio de oposición democrático y deslindándose de los culpables de esta ruina y el desastre. Que no tienen que hundirse junto con los responsables del fracaso ni mecho menos con los que hablan de “socialismo, patria y pueblo” mientras se han enriquecido groseramente. Que no los acompañarían en nada que signifique crear caos. En fin, eso es positivo para el país.

Es el pueblo quien los está derrotando. Es el pueblo quien los va a sacar a punta de votos, con legitimidad democrática, superando tantos obstáculos, trampas, amenazas y presiones. Es el pueblo el que dice estar dispuesto a concretar esa ventaja de 20% o 30% sobre los candidatos del madurocabellismo. Por eso es tan ridícula la amenaza de Maduro de “lanzarse a la calle con el pueblo”. ¿Cuál pueblo? Porque al perder será porque lo decidió el pueblo en mayoría.

Maduro y sus desesperados –incapaces como han sido de rectificar el rumbo del desastre en el que han hundido a Venezuela- van a seguir amenazando, apelando al miedo porque lo que los aterra es perder los privilegios y la impunidad para seguir en la corrupción.

Las claves del triunfo del pueblo democrático y progresista, en estos complicados días que faltan son varias: mucha firmeza y convicción de lucha, combinadas con la serenidad de no pisar “peines” ni provocaciones. También -muy importante- es la organización de la gente en cada sitio de trabajo, en los barrios y urbanizaciones, alrededor de los centros de votación. Un abrumador ejército de testigos electorales, con todo el apoyo logístico. Son 15 días de activismo que restan, motivando al voto y explicando como votar para derrotar la maniobra de las confusiones y para que ningún voto se pierda por los engaños. No hay que olvidar que son 87 elecciones diferentes en 87 circuitos. El sistema electoral inventado por el gobierno fue hecho para sobre representar al que tuviera mayoría. Por ejemplo, un circuito como Caroní (#2 de Bolívar) y docenas mas en otras regiones, arroja 3 diputados nominales para quien gane y cero para el que pierda, así sea por una mínima ventaja. Ellos redujeron a muy poco la proporcionalidad porque les daba ventaja en aquellos años. Todo indica que aquí y en muchos sitios será por avalancha, pero igual, el sistema que ellos inventaron para tener mas diputados con no tantos votos, ahora se les revierte. Eso -para confirmarse- requiere la avalancha de votos que impida las trampas y maniobras del abuso y el ventajismo. Que no se pierdan votos con las tarjetas-trampas. Que a nadie engañen ni amedrenten con el cuento de que van a saber por quien vota. Todos podemos ayudar. Para abrir la puerta del cambio democrático. Para iniciar el progreso social basado en el empleo productivo y de calidad, con derechos laborales y sociales. Para sacar de la ruina y el desastre de hoy a las industrias pero incluso haciéndolas mucho mejor de lo que alguna vez fueron.

TIP 1: Que desastre lo del transporte colectivo en Ciudad Guayana. Ya basta de indolencia y maltrato. Ni el alcalde sustituto ni el alcalde militar “entaparao” hacen nada. Para colmo, el gobernador sigue con los autobuses escondidos en lugar de sacarlos para aliviar algo de la crisis. Y muchos microbuses e incluso “perreras” paralizadas por el desastre causado por las políticas económicas y el “corrupto control de cambio”, ya que no hay repuestos, cauchos ni baterías. ¡Basta!. ¡Cambio!

TIP 2: Que feo este escándalo de “los sobrinos” enchufados en el poder muy arriba y ahora envueltos en ese vergonzoso escándalo. Que feo el empeño del gobierno en tratar de tapar todo con una férrea censura sobre cientos de televisoras, radios y periódicos que ellos controlan. ¿Cómo explicar lo de la flota de carros de súperlujo, los yates y casas de lujo en otros países?. Peor por tanto bla bla de “socialismo y revolución”. Hay que romper el cerco de censura para saber y conocer.

TIP 3: Leido en twitter. 1.- @la_patilla “Su ídolo decía que “ser rico es malo”, pero… (FOTOS + Ferrari + Möet + Rolex) http://bit.ly/1HQMesD. 2.- @morandavid “¿Ya enviaron la nota de protesta a EEUU por el caso del avión espia?¿No? ¿Y por qué?”. 3.- [email protected] “¿Por qué será que mientras más acude Maduro a la OPEP más baja el precio del petróleo si siempre nos dicen que la gira es victoriosa?”. 4.- @puzkas “Bufete que representa a sobrino de Cilia Flores recibió del gobierno venezolano en 2014 $1 millón 70 mil dólares por hacer “lobby” para Pdvsa y el gobierno en EEUU http://ow.ly/UD9sf (vía @VeroEgui)”. 5.- @ChuoTorrealba Eso que tenían en La Romana, Rep Dominicana, era la propia “Base de Misiones” Entre lujo y robolución no hay contradicción”. 6.- @ChuoTorrealba

“No hay terrorismo ‘bueno’ y terrorismo ‘malo’. No se puede condenar a Isis y ser aliado de las FARC”. 7.- @chatoguedez “Por qué no convocan una jornada de recolección de firmas en las plazas Bolívar bajo el lema “Obama release the flowers family now”???. 8.- [email protected]aviermayorca “DATO Uno de los sobrinos de Cilia Flores tiene extraordinario abogado privado. El otro, un defensor público”.