Más de una docena de buques paralizan suministro a Pdvsa por falta de pago

(foto REUTERS/Carlos Garcia Rawlins)
(foto REUTERS/Carlos Garcia Rawlins)

Más de una docena de buques que transportan millones de barriles de crudo y de aditivos ordenados por Petróleos de Venezuela llevan semanas fondeados frente a las costas de Aruba, Curazao y de la península venezolana de Paraguaná debido a la falta de pago por parte de la estatal petrolera.

Antonio Delgado / El Nuevo Herald

Según fuentes de la industria, entre 15 y 20 buques podrían llevar semanas anclados esperando que sus compañías reciban los debidos desembolsos antes de atracar en las instalaciones petroleras, en una situación que muestra un agravamiento de los serios problemas de liquidez por los que atraviesa la empresa estatal.

“Tienen un problema gravísimo, hay compañías que tienen hasta siete barcos esperando. Hay barcos que ya llevan 45 días parados, hay otros que tienen dos o tres semanas”, dijo el ex gerente de PDVSA, Horacio Medina.

Algunas de las naves son tanqueros que llevan hasta 500,000 barriles de crudo livianos. Otros son barcos que transportan MBTE y otros componentes necesarios para la elaboración de gasolina, dijo Medina, quien mantiene contacto con funcionarios de la estatal petrolera.

Según información de la agencia internacional de noticias Reuters, uno de los buques fondeados se trata del tanquero Maran Pythia, contratado por Statoil, que cargó el 19 de octubre en Angola y lleva esperando en los alrededores de Curaçao para descargar desde principios de noviembre.

Otro de los tanques afectados se trata del Los Angeles Spirit, arrendado por Total, que no ha descargado tras llegar al Caribe el 15 de noviembre, según la agencia de noticias que tuvo acceso a los datos de tráfico de embarcaciones.

El crudo liviano adquirido por PDVSA es utilizado para mezclarlo con el superpesado crudo venezolano para obtener la densidad necesaria entes de venderlo en el exterior.

La paralización de los despachos podría tener un fuerte impacto en la capacidad de PDVSA de cumplir con las próximas obligaciones de suministro.

“Esto podría acarrearle un gran problema para cumplir con los compromisos que PDVSA tiene con China, lo que envía a Estados Unidos, e incluso para los envíos que realiza a Cuba”, dijo Medina.

Y los problemas con los despachos de MBTE podrían comprometer aún más el ya limitado suministro de gasolina de la estatal petrolera.

Más información en El Nuevo Herald.