Putin dice que busca combate global al terrorismo tras ataque en hotel de Mali

Foto EFE
Foto EFE

 

El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo el sábado que busca la cooperación internacional para combatir al terrorismo, un día después del ataque perpetrado por militantes islamistas en un lujoso hotel en Mali que causó la muerte de 19 personas, incluyendo a seis rusos.

Reuters

El asalto del viernes al Radisson Blu de Bamako, la capital de Mali, ocurrió una semana después de una serie de ataques en París que dejaron 130 muertos y por los que el grupo insurgente Estado Islámico se adjudicó la responsabilidad.

La masacre en Mali, una ex colonia francesa, fue la más reciente señal de los problemas que enfrentan las tropas francesas y las fuerzas de paz de la ONU para restaurar la seguridad en el estado del occidente de África que ha batallado con rebeldes y grupos militantes en el desierto durante años.

El asalto al hotel, que se adjudicaron el grupo yihadista Al Mourabitoun y al Qaeda en el Maghreb Islámico, terminó cuando fuerzas de comando irrumpieron en el edificio y rescataron a 170 personas, la mayoría de ellos extranjeros. El presidente Ibrahim Boubacar Keita dijo que dos militantes fueron abatidos en la redada.

Seis empleados de la aerolínea regional rusa Volga-Dnepr murieron en el ataque, confirmó el Ministerio de Relaciones Exteriores ruso, mientras que otros seis fueron rescatados.

Putin envió un telegrama de condolencias a Keita y dijo que se requería “la más amplia cooperación internacional” para confrontar el terrorismo de manera global, según un comunicado difundido por el Kremlin.

Putin y el presidente francés, François Hollande, también hablaron por teléfono el martes y acordaron mejorar la coordinación de sus acciones militares en el combate a los militantes yihadistas en Siria.

El presidente chino, Xi Jinping, condenó el ataque “cruel y salvaje”, entre cuyas víctimas figuran tres ejecutivos chinos de la empresa estatal de ferrocarriles.

La especialista estadounidense de salud pública Anita Datar fue otra de las víctimas y el ministro de Relaciones Exteriores de Bélgica, Didier Reynders, informó que entre los fallecidos había dos ciudadanos de su país.

El ministro de Defensa de Francia, Jean-Yves Le Drian, dijo que no estaba al tanto de franceses fallecidos en el atentado, mientras que medios israelíes informaron de la muerte de un ciudadano del Estado judío.