Un enfermero intentó reanimar al kamikaze en el restaurante de París

14481193516516

Uno de los clientes del Comptoir de Voltaire, donde Brahim Abdeslam activó su cinturón explosivo, intentó salvarle la vida. Se trata de David, un enfermero que se encontraba en el local en el momento del ataque, según cuenta hoy en el diario ‘Le Monde’.

En mitad del revuelo causado por la explosión, que dejó una docena de heridos, entre ellos dos de gravedad, el enfermero no se dio cuenta de que el herido al que trataba de salvar había sido el responsable, así que se dispuso a hacerle los primeros auxilios mediante un masaje cardiaco. “No le vi nada especial, simplemente estaba inconsciente”, narra David sobre la primera impresión que tuvo del terrorista. “Lo único raro que vi es que tenía un agujero enorme en el costado, fui yo quien le cortó la camiseta y vi unos hilos”, continúa.”En el suelo había sangre y entonces fue cuando vi los pernos [un tipo de tornillo -ndr-], ahí lo entendí todo: me dije que había sido una explosión y que se trataba de un kamikaze”.

‘El daño hubiera sido peor’

En ese momento llegaron los servicios de emergencia que confirmaron sus pensamientos. “Me dijeron que había tenido mucha suerte de que los explosivos no hubieran explotado como debían, ya que el daño hubiera sido peor”.No fue hasta el domingo, dos días después, cuando David salió del estado de ‘shock’ y comprendió lo que podía haber pasado. El resultado de mover a Abdeslam bruscamente para ponerlo en el suelo y realizarle los primeros auxilios podría haber sido fatal. David aún no se quita la idea de la cabeza. El hermano de Brahim Abdeslam, Salah Abdeslam, sigue en busca y captura. Su papel en el 13-N no está claro.

Los investigadores creían que formaba parte del comando de las terrazas, pero nuevas pruebas señalan que podría haber sido quien condujera a los tres kamikazes al estadio de Francia, donde causaron un muerto.”Nada [en los movimientos de Abdeslam] señala la descripción de un plan de fuga”, confió una fuente policial a ‘The Independen’t.

“Es posible que entrara en pánico o que se arrepintiera antes de suicidarse. Es posible que esté disgustado por verse envuelto en esto o incluso que su cinturón de explosivos tuviera un fallo y no se detonara”.

Puestos en libertad

Por otra parte, siete de los ocho detenidos el pasado miércoles al norte de París durante un asalto policial al apartamento donde se atrincheró Abdelhamid Abaaoud, presunto organizador de los atentados del 13 de noviembre, fueron puestos en libertad este sábado, según indicó la Fiscalía, informe France Presse.La octava persona, el hombre que proporcionó el apartamento en Saint-Denis a Abaaoud, sigue en cambio detenido, según la misma fuente.Antes de ser detenido, este hombre, Jawad Bendaoud, explicó a AFP haber dejado su apartamento para “hacer un favor” a dos personas “que venían de Bélgica” y que “sólo querían agua y poder rezar”.

Este hombre fue condenado en 2008 a ocho años por infligir “heridas mortales” y salió de prisión en 2013.Los detenidos puestos en libertad son una mujer que acompañaba a Bendaoud y otras seis personas que se hallaban en el edificio o en sus alrededores.

Vía El Mundo de España.