Vicente Brito: Producción agropecuaria e industrial de Guayana cayó más de 50%

F1VicenteBrito

 

Vicente Brito, presidente de la Red de Defensa del Trabajo, la Propiedad y La Constitución, visitó Ciudad Guayana para informar sobre el resultado de los estudios económicos y sociales que esta organización ha desarrollado en los últimos meses.

Nota de prensa

Brito, quien fue presidente de Fedecámaras entre 1999 y 2001, indicó que la región Guayana, compuesta por los estados Bolívar, Amazonas y Delta Amacuro sufre altos índices de desempleo.

“En el estado Amazonas el desempleo ronda el 14%, y la tasa de informalidad el 57%, en Bolívar el desempleo está en 12%, y la informalidad en 52%, mientras que Delta Amacuro tiene un 15% de desempleo, y una informalidad del 58%, pues este estado ha sido afectado por la caída de la actividad agropecuaria”, detalló.

El vocero recordó que Delta Amacuro y Bolívar eran grandes productores de maíz, arroz, palma aceitera, carne, leche y queso, rubros cuya producción se ha desplomado en un 50% en comparación a lo que se producía 20 años atrás.

Caída industrial

Brito afirmó que la caída en la producción industrial de las empresas de Guayana es preocupante, ya que supera el 60% si se compara con lo que producían cuando estaban en manos del sector privado o aliadas con este.

“Sidor cuando era propiedad del consorcio argentino tenía inversiones previstas para seguir aumentando su producción, y ahora pese a estar en manos del gobierno que controla incluso la producción de hierro, vemos que la producción de acero al cierre de 2015 será menor a 2 millones de toneladas de acero, de la más baja en su historia”, expuso.

Lo mismo ocurre con el sector aluminio, donde pese a que el Estado venezolano controla desde la mina de bauxita hasta su procesamiento para obtener el aluminio, estas industrias están muy por debajo de la mitad de su capacidad instalada.

“Eso significa que el gobierno ha tenido que desembolsar alrededor de 10 mil millones de dólares en los últimos años para subsidiar a esas empresas que no se sostienen solas”, apuntó.

En tal sentido manifestó que el impacto de este bajón se siente con fuerza en el ya golpeado sector privado, pues las empresas metalmecánicas o de servicios dependen de la productividad de las industrias básicas.

“Estimamos que la caída del producto interno bruto (PIB) en la región Guayana al cierre de 2015 será de entre un 12 y un 15%”, añadió.

Estatismo dañino

El ex dirigente gremial subrayó la importancia del sector privado en la economía de cualquier país, indicando que la improductividad que está sufriendo Venezuela tiene mucho que ver con las expropiaciones y estatizaciones.

“Cuando empezaron las expropiaciones de tierras los afectados advertimos que eso era un grave error, y el tiempo terminó dándonos la razón. Cuando una empresa privada que la manejan sus dueños pierde, pierden ellos, en cambio cuando la empresa es pública observamos que el gobierno termina obligado a subsidiarlas”.

“El gobierno maneja cerca del 50% de las empresas procesadoras de arroz, maíz, aceite y pollo, tiene las marcas de aceites Vatel y Diana, junto a Pollos El Corral que atendía el 60% del mercado, entonces te consigues un sector público que ha dejado de producir y un sector privado menguado”, arguyó.

Como ejemplo de la debacle productiva tomó precisamente al sector avícola, recordando que en 1995 Venezuela no solo se autoabastecía de pollo sino que lo exportaba.
“Una granja que produzca un millón de pollos al año genera casi 100 empleos directos, pero hoy vemos que uno de los problemas de los productores es la escasez de alimentos para pollos y gallinas, medicinas y vitaminas, lo cual debe ser solucionado porque es más negocio para Venezuela producir el pollo que importarlo”.

“Buena parte de lo que necesita la industria avícola se produce en el país, el maíz y la soya de los alimentos, lo que habría que importar es parte de las medicinas, porque incluso habían otras que ya se estaban produciendo, pero en la medida en que el sector privado fue desplazado por el sector público y los precios fueron regulados se ha afectado la cadena productiva”, adujo.

En tal sentido dijo que en 2016 será necesario tomar medidas económicas que permitan recuperar la producción nacional, entre ellas la de sincerar tipos de cambio como el del dólar a 6.30 bolívares.

Inflación

El presidente de presidente de la Red de Defensa del Trabajo, la Propiedad y La Constitución aseguró que las cifras presentadas están basadas en los datos que manejan los sectores empresariales, los ministerios y hasta el propio Banco Central de Venezuela (BCV), que aunque no los publica se conocen por otras vías.

“De julio a septiembre la inflación mensual estuvo entre un 12 y un 13%, en noviembre subió a 15% y en diciembre estamos previendo que por el pago de las utilidades y la escasez puede llegar al 20%”, reveló.

Para finalizar Vicente Brito subrayó que la región Guayana tiene un altísimo potencial para recuperar la producción agropecuaria, pudiendo contribuir con que el país supere el desabastecimiento de alimentos, por lo que recomendó implementar una estrategia que permita a este sector levantarse.