Estalla bomba frente a la federación empresarial en Atenas sin causar víctimas

(Foto Reuters)
(Foto Reuters)

Un artefacto estalló esta madrugada ante las oficinas de la federación de empresarios en el centro de Atenas, en las inmediaciones del Parlamento, sin causar víctimas pero sí cuantiosos daños materiales, informó la policía.

Tres cuartos de hora antes de producirse la explosión, que ocurrió a las 03.35 horas (01.35 h GMT), dos periódicos locales recibieron sendas llamadas telefónicas en las que un individuo avisaba de la bomba.

Con voz distorsionada, la persona afirmó que en exactamente cuarenta minutos iba a estallar una bomba ante la federación de empresarios y advirtió de que no se trataba de una broma.

La Policía alcanzó a acordonar toda la zona y a evacuar como medida preventiva un hotel situado en las inmediaciones.

La bomba abrió un cráter en el lugar donde había sido colocada, la entrada del edificio de la citada asociación, provocó graves daños en la fachada e hizo estallar numerosos cristales en los alrededores.

Por ahora ningún grupo se ha atribuido el ataque, indicó la policía, que halló en el lugar de los hechos los restos de una bolsa en la que presumiblemente estaba el artefacto.

Un portavoz del ministerio de Protección Ciudadana señaló a Efe que de momento no se ha podido determinar si la bomba fue activada mediante control remoto o con un sistema de relojería.

Las brigadas antiterroristas analizan todo el material recogido, así como las grabaciones de las distintas cámaras de seguridad que hay en la zona.

La citada fuente señaló que también se estudia si hubo testigos en la zona que pudieran haber presenciado algo sospechoso.

Según informaciones del portal informativo in.gr, se presume que los autores eran dos, uno que colocó la mochila con la bomba en el lugar de los hechos y un segundo que le esperaba en una moto, con la que se dieron a la fuga.

Las autoridades parten de una acción protagonizada por alguna guerrilla urbana para protestar contra las medidas de recorte aplicadas por el Gobierno del izquierdista Alexis Tsipras.

El citado portavoz señaló a Efe que todas las características apuntan a un organización local, como es el hecho por ejemplo de que los autores llamaran a varias redacciones de periódicos para alertar.

En cualquier caso, las autoridades excluyen que el ataque fuera perpetrado por algún grupo yihadista.

En los últimos años se han registrado repetidamente ataques de esta índole, el último en abril del año pasado cuando un coche bomba estalló ante el Banco de Grecia.

El Gobierno y todos los partidos políticos condenaron unánimemente el atentado como un ataque a la democracia que daña la imagen de Grecia en el extranjero.

Esta misma mañana un transbordador que efectuaba la ruta entre Rafina -un puerto a pocos kilómetros de Atenas-, y la cercana isla de Eubea fue evacuado tras recibir por teléfono una amenaza de bomba.

Finalmente, no se halló ningún artefacto sospechoso en el barco, que pudo zarpar con algún retraso.

El portavoz ministerial restó importancia a este incidente y señaló que no se cree que guardara relación con el anterior. EFE