Pensionados y jubilados en el exterior abandonados a su suerte

Cencoex

 

Los pensionados y jubilados en el exterior tienen el derecho de adquirir divisas para su manutención por el monto mensual establecido por el gobierno. Sin embargo, desde hace varios años este derecho se ha visto violado por un gobierno que prefiere pagar a los tenedores de deuda venezolana que honrar las pensiones de sus ciudadanos en el extranjero.

En el caso de los pensionados, cada seis meses el usuario puede tramitar su dinero para ser cambiado a divisas y ser enviado al país donde residen. El trámite anteriormente se tardaba cuatro días en realizarse, pero desde hace más de un año el sistema solo anuncia que el “trámite está en proceso” y pasan meses sin que se autorice el cupo. El problema se registra en varios países, pero en todo el mundo hay venezolanos que reportan la queja desde hace un año.

Hay que destacar que esta es una población vulnerable en la medida que está compuesta por personas que superaron su edad para trabajar o obtuvieron de derecho a la jubilación y muy difícilmente se pueden incorporar a un mercado de trabajo en los países donde residen.

Vivir en el exterior se convierte en un viacrucis porque no hay con qué pagar alquileres, servicios de electricidad, gas, agua y seguros de salud. El gobierno nacional hace caso omiso de los reclamos de esta población vulnerable que no cuenta con otros recursos que los provenientes del derecho a disfrutar de su pensión.

El defensor del pueblo tiene la obligación constitucional de ocuparse de este asunto y hacer los trámites necesarios para que CENCOEX agilice los trámites y proceda a hacer efectivo el monto correspondiente a las pensiones de los jubilados en el exterior. Su intervención a principios de año ayudó a resolver la situación de algunos pensionados.

Sin embargo, el problema vuelve a presentarse y se requiere nuevamente de su asistencia.

Los pensionados y los jubilados están en riesgo de exclusión porque se les está retrasando su única fuente de ingresos para subsistir en el exterior. Los jubilados regidos por el organismo de la seguridad social y los pensionados por Cencoex son personas de edad avanzada que ya cumplieron su ciclo de trabajo, sin embargo al gobierno de Nicolás Maduro esto le importa poco, existen denuncias de muchos casos que se están suscitando en el extranjero.