¡Llegó la hora de enfrentar el miedo! por @alberbrain

thumbnailalbertogonzalezHoy cierra una campaña electoral insólita; han sido días caracterizados por un aplastante ventajismo, triquiñuelas e intentos de confundir a los votantes, todos los anteriores promocionados por el sector oficialista (incluyendo propios y agazapados). Su consigna de guerra, dentro del lenguaje bélico que los identifica, es permanecer en el poder “como sea”, en el tono amenazante que los caracteriza.

El otro lado del país, muestra un profundo anhelo de CAMBIO, en unísona voz, se escucha en cada uno de sus pueblos y rincones la inminente necesidad de dejar atrás un capitulo amargo y desolador en nuestra historia democrática (siendo esta la peor crisis que hemos vivido en nuestra historia contemporánea), sectores que en su momento eran eminentemente oficialistas, hoy con tono de decepción afirman que fueron engañados.

Sin duda, es hora de transformar toda la indignación y la frustración que usted pueda sentir, en VOTOS. Así, de una vez por todas, podremos controlar a través de los mecanismos constitucionales y legales, el grosero e impune proceder de un gobierno que se olvidó de las necesidades más importantes del pueblo venezolano. Ese primer paso, podremos lograrlo eligiendo este próximo domingo 6 de diciembre, a nuestros representantes democráticos en la Asamblea Nacional.

El fantasma del MIEDO esta vez la tendrá difícil, el país ha cambiado.  Sin embargo, el mensaje para aquellos quienes hoy ejercen alguna función pública o realizan sus estudios en una institución del Estado, es recordarles que no hay regalos ni recompensas concedidas por el gobierno al ofrecerles algún tipo de ayuda para incentivar su desarrollo. Nada más lejos de la verdad. Ustedes venezolanos al igual que todos, están llamados a exigir cualquier derecho que les sea otorgado, ya que debemos recordar que son financiados con dinero público, y esto no debe traducirse en doblegar sus ideales y tendencias  políticas por un sector específico.

Hermanos, el voto es SECRETO nadie tiene por que saberlo, y hay que resaltar con especial atención que está prohibido tomar fotografías en las mesas electorales. Por eso, hagan valer sus derechos y no se dejen intimidar, esa es la única herramienta de quienes a esta altura se sienten perdidos. Además, todos tenemos la misión de movilizar a nuestros familiares y amigos este 6D, para entonces de manera pacífica a través del voto generemos ese primer paso para lograr el CAMBIO que Venezuela necesita.

Ya basta de colas, de tener que sacrificar días de trabajo y hacer largas filas para comprar alimento  y tener que llevar a nuestras casas.  A este tiempo, los ingresos promedio del venezolano trabajador no alcanzan para proveerse de lo básico. Estamos en la hora definitiva. Vale la pena votar por algo distinto a lo que tenemos.

Alberto González