Tito Maciá: Una mirada al horizonte del tiempo de Venezuela en el ciclo largo…ya llegan las vaquitas

thumbnailtitomaciaCuando en el reloj de la torre de la iglesia de cualquier pueblo tocan las campanas de las cinco de la tarde, salen a tropel los niños de las escuelas, es como si la campana del pueblo tuviese una influencia directa sobre los niños. De igual manera cuando tocan las campanas de la torre del reloj de los atacires del C-493 se mueven a tropel masas humanas en todo el mundo. El mismo reloj, la misma hora, pero diferente reflejo en según qué país.

El reloj de la maquinaria astrológica, el que da las campanadas más lentas y pausadas es el reloj del C-493, el ciclo que se forma con la conjunción de Plutón y Neptuno, el más largo de los diez ciclos mayores.

El reloj largo de los atacires, el ciclo más largo que se puede formar, funciona a un ritmo de un grado cada 500 días. Al igual que el resto de los atacires, su influencia se puede percibir dos grados antes y dos grados después, lo que significa que su influencia, de modo parecido a las estaciones del año que duran tres meses, su influencia dura alrededor de 2000 días.

Este reloj sirve para todo el mundo, pero en diciembre de 2015, voy a calcular los atacires del ciclo largo para Caracas Venezuela, para de ese modo observar el futuro usando la “lente” más grande.

unnamed

En los atacires de diciembre de 2015, lo primero que se observa es que el atacir del Mediocielo está aplicando por conjunción al Ascendente, y eso es algo que ocurre una vez cada 493 años.

Si tomamos al Ascendente como el carácter del país, la apariencia, ahora al llegarle el atacir del MC se puede pensar que va ha experimentarse un cambio social que elevará el carácter y la presencia del pueblo venezolano, que les hará sentir la sensación de éxito, el atacir del MC llega para todos los venezolanos.

En segundo lugar se observa que el atacir de Venus está aplicando por conjunción a la Parte de Fortuna. -Si el parte de Fortuna fuera un limón y lo apretasen unas manos femeninas. ¿Qué saldría?…………. Pero el Parte de Fortuna de un país no es un limón, es la riqueza de sus tierras, de su ganadería y de sus bienes, lo que significa que el atacir de Venus trae dinero nuevo que va a poner en marcha las ricas tierras venezolanas y será como la parte final de película de “Lo que el viento que llevó” cuando Scalet O`Hara dice:

” A Dios pongo por testigo que jamás volveré a pasar hambre”

El mejor atacir local de todos (confiemos en que mi amigo Walter no me lo estropeé con el tema del cálculo) es el atacir del Sol entrando en la Casa XI, porque este es el mejor escenario de cualquier carta y significa un gobernante amigo, unos ministros honestos y con una excelente capacidad de organización, unos años de premio para Venezuela.

Pero aún tiene que sentirse la influencia del atacir de Marte sobre Mercurio, la razón de la fuerza sobre la fuerza de la razón. La imagen que me viene a la mente es la un campo árido al cual es necesario arar, un cambio mental en los ideólogos del país, los que llevan la voz e informan en los medios y quizás un protagonismo innecesario de las fuerzas armadas.

El quinto atacir es la conjunción separativa del atacir del Ascendente sobre el Bajo Cielo, a partir de este tiempo el atacir del Ascendente irá ascendiendo y ya nunca estará tan bajo como ha estado en estos últimos mil días.

Resumiendo, cinco atacires a diez astrodinas por atacir, cincuenta astrodinas, y eso significa que a partir de estos mil días, ya nunca serán las cosas como eran antes, que se acabará la escacès y y el mal gobierno ……………….pero todo eso con sus incidencias propias de cualquier cambio.