Consejo de Seguridad acusa a Corea del Norte de violar DDHH

onu

 

Corea del Norte fue blanco de críticas este jueves en el Consejo de Seguridad de la ONU por violaciones a los derechos humanos, y el responsable de la organización internacional en la materia instó a llevar a Pyongyang ante la Corte Penal Internacional.

AFP

A “millones de personas les siguen siendo negados los derechos fundamentales” en Corea del Norte, dijo el Alto comisario de la ONU para los derechos humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, durante la apertura de una reunión en el Consejo para revisar la situación en el país comunista.

Dada “la extensión y la gravedad extrema” de estos abusos, el responsable de la ONU estimó “esencial” acudir a la Corte Penal Internacional (CPI) por los crímenes de lesa humanidad en ese país.

Si el Consejo autoriza acudir a la CPI, los diplomáticos en la ONU estiman que China, el último aliado de Pyongyang, pondrá inmediatamente su veto a toda iniciativa en ese sentido.

“Las acciones flagrantes continúan (…) y ellas no han sido detenidas ni corregidas por el gobierno”, afirmó Zeid, recordando que entre 80.000 y 120.000 presos políticos siguen languideciendo en campos de prisioneros.

La ONU abrió en junio una oficina en Seúl para vigilar la situación del otro lado de la frontera y el Alto comisionado fue invitado a visitar Corea del Norte, en una fecha por determinar. Sin embargo, Zaid denunció “amenazas inaceptables” de las autoridades contra esa legación.

Samantha Power, embajadora de Estados Unidos ante la ONU, denunció que en el país comunista se vive “un nivel de horror sin par en el mundo”.

“Los norcoreanos siguen viviendo una pesadilla a plena luz del día y esa pesadilla amenaza la paz y la seguridad internacionales”, dijo.

Washington “seguirá poniendo el foco en la situación de los derechos humanos en Corea del Norte”, advirtió la embajadora, quien relató el calvario de dos exprisioneros norcoreanos, presentes en el Consejo.

“Nuestro mensaje al régimen es claro: nosotros documentamos vuestros crímenes y un día ustedes responderán”, aseveró Power.

La reunión fue convocada por Estados Unidos, que preside el Consejo en diciembre, con apoyo de ocho de los 15 países miembro (Gran Bretaña, Francia, Chile, Jordania, Lituania, España, Nueva Zelanda y Malasia).

Rusia y China así como Venezuela y Angola se opusieron, argumentando que el Consejo no es la instancia apropiada para este tema.

Pekín intentó impedir la reunión, pero su demanda fue rechazada en una votación.

La reunión se organizó en el día internacional de los derechos humanos, que se celebra cada 10 de diciembre.

Amnistía Internacional instó el jueves al Consejo a “enviar un mensaje inequívoco a las autoridades norcoreanas para que pongan fin a sus abusos sistemáticos y flagrantes”,

En noviembre, Corea del Norte “rechazó categóricamente” una resolución de la Asamblea General denunciando las violaciones “sistemáticas, generalizadas y flagrantes” en ese país.