Omar Ávila: Existe una mayoría claramente expresada de forma legítima y constitucional

foto 2 omar ávila

El diputado electo a la Asamblea Nacional y secretario general nacional de Unidad Visión Venezuela, Omar Ávila, este viernes hizo un análisis post electoral de los resultados de los comicios parlamentarios, al tiempo que fijó posición sobre las amenazas del presidente de la República Nicolás Maduro y del Presidente de la AN, Diosdado Cabello ante la derrota que experimentó el oficialismo el pasado 6D.

Nota de prensa

“Los resultados del pasado domingo deben ser interpretados por todo el país de forma inequívoca, existe una mayoría claramente expresada de forma legítima, libre, pacífica y constitucional, que desea un rumbo distinto al que nos ha traído a la calamitosa realidad que estamos enfrentando todos los venezolanos, sin distinción de simpatías políticas o militancia. Lo único que sí nos diferencia es que quienes gobiernan viven en una especie de burbuja de cristal creada por la corrupción despiadada que ha desangrado al país, el discurso de división, odios y pase de factura y una visión embriagante de poder que lo desconectó del pueblo”, dijo.

Agregó que mientras los venezolanos hacemos colas interminables para tratar de conseguir los productos básicos, quienes están en el gobierno hacen compras en Aruba, Curaçao o esperan un surtido directo que discrimina la igualdad entre los ciudadanos.

“El no haber usado transporte público, pasado las penurias que todos vivimos para llegar de nuestros puestos de trabajo a nuestras viviendas, sorteando además inseguridad, hizo que hoy en día no entiendan el contundente mensaje de cambio”.

Según el diputado electo, las derrotas deben leerse y asumirse, aprender de ellas, inducir revisiones en la estrategia, “pero lamentablemente lo que hemos visto es que los altos voceros del oficialismo lo que han hecho es insistir en amenazas, en pases de factura, y hasta en lo que raya en nuevas violaciones a la Constitución, como supeditar a la fidelidad partidista el disfrute de los derechos ciudadanos, como por ejemplo el beneficio de la Misión Vivienda, cierres o suspensiones de Mercal, ventas de electrodomésticos y hasta revisión en plantillas de empleados en organismos públicos”.

Señaló que a pesar de los rumores creados en laboratorios “rojos-rojitos”, los venezolanos saben que para desconocer la voluntad del pueblo se necesita músculo, institucional, popular, que es obvio que no acompaña al gobierno hoy en día.

Por otro lado manifestó, que para los triunfadores, también existen nuevos retos: “tenemos la confianza de un pueblo que ha sido humillado y nos enfrentamos a la negativa del gobierno de reconocer de buena voluntad la santa palabra ciudadana, con lo que queremos decir que asumimos el compromiso de responderle a la gente, de mantenernos en el camino pacífico y constitucional, sin que eso signifique que nos vamos a dejar amedrentar o seremos blandengues por temor”.

Igualmente agradeció a los casi ocho millones de electores que se decidieron por un cambio y depositaron toda la confianza en rostros nuevos para darle la oportunidad al país de salir adelante. “Gracias los venezolanos que votaron por la unidad, sobre todo a los más de 838 mil mirandinos que votaron por nosotros”.

Asimismo informó que iniciará una nueva gira por el país y el estado Miranda, para ratificar su compromiso y escuchar las prioridades dentro de la agenda propuesta en campaña, al tiempo que pidió que le planteen proyectos para entre todos alcanzar mayores logros en beneficio de los ciudadanos”.

En cuanto el nombramiento de Susana Barreiros como Defensora Pública, acotó que “la designación de la juez, que emitió la condena en contra del dirigente Leopoldo López por parte de una Asamblea Nacional que está terminando su período –moribunda, habría dicho el difunto Presidente Chávez- evidencia justamente lo que venimos argumentando del desconocimiento al mensaje contundente que envió el país el 6D. Si bien es cierto que no se le dio un destino diplomático como se había dicho en principio, tal vez incluso por temor a lo que pudiera pasar con los otros países en torno a su figura, esta promoción es a todas luces un premio por los favores recibidos a un gobierno que decidió y ordenó meter preso a López, como lo ha hecho con otros venezolanos: a través de expedientes amañados, procesos que en definitiva no soportan una revisión”.

Cerró diciendo que los diputados electos van por la aprobación de la Ley de Amnistía, “no queremos más presos y exiliados políticos, y aunque Maduro anuncia que no la firmará, la propia Constitución de la República Bolivariana de Venezuela prevé mecanismos para que sea ley de la república. El Ejecutivo es una de las ramas del poder público, no es el papá del resto de los poderes”.