Victoria de la oposición desata ola de memes

Una pareja sube un tramo de escaleras con azulejos que representan los ojos del fallecido presidente de Venezuela Hugo Chávez, en Caracas, 5 de marzo de 2015.  En los últimos años, la imagen más omnipresente en Venezuela ha sido un esténcil de los ojos de Chávez mirando, paternalmente, desde vallas publicitarias, camisetas y viviendas de interés social. Con un simple cambio en la posición de las cejas y una ampliación de los ojos, sin embargo, los partidarios de la oposición han creado un meme que muestra un Chávez sorprendido por la primera derrota parlamentaria de sus partidarios.REUTERS/Jorge Silva
Con un simple cambio en la posición de las cejas y una ampliación de los ojos, sin embargo, los partidarios de la oposición han creado un meme que muestra un Chávez sorprendido por la primera derrota parlamentaria de sus partidarios REUTERS/Jorge Silva

 

En los últimos años, la imagen más omnipresente en Venezuela ha sido un esténcil de los ojos del fallecido presidente Hugo Chávez mirando, paternalmente, desde vallas publicitarias, camisetas y viviendas de interés social, reseña Reuters.

Con un simple cambio en la posición de las cejas y una ampliación de los ojos, sin embargo, los partidarios de la oposición han creado un meme que muestra un Chávez sorprendido por la primera derrota parlamentaria de sus partidarios.

La nueva imagen de los “ojos de Chávez” es uno de los más recientes chistes y fotos trucadas alegremente difundidos en redes sociales por partidarios de la oposición luego de su avasalladora victoria del domingo en las elecciones legislativas.

En otro meme se ve al presidente Nicolás Maduro volando como Superman con la leyenda: “Chao, camaradas… me voy a destruir otro planeta”.

El número dos del partido oficialista, Diosdado Cabello, también fue víctima de otra foto trucada donde se le ve, vestido de mujer, haciendo cola en un aeropuerto para salir del país. “Capturan a Diosdado huyendo”, dice el meme.

Las burlas ilustran los sentimientos reprimidos de muchos partidarios de la oposición que apenas triunfaron en dos de una veintena de elecciones desde que Chávez asumió en 1999.

Pero las bromas también socavan los llamados a la moderación de los líderes de la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD), como Henrique Capriles, previendo un enfrentamiento potencialmente desagradable entre un Congreso liderado por la oposición y el resto de poderes públicos, aún chavistas.

Del otro bando tampoco ha escaseado la creatividad.

Un sitio progubernamental muestra un megáfono con los colores de un partido opositor transformándose en una pistola para simbolizar una agenda violenta. En otro, disidentes del Gobierno se ven persiguiendo dólares en una analogía con el palo y la zanahoria.

A pesar de que los venezolanos se han acostumbrado, en los últimos años, a los discursos políticos hostiles, Maduro causó revuelo a principios de esta semana cuando leyó mensajes que le enviaron a través de Twitter.

“Nicolás Maduro, ¡chúpalo!” dijo, leyendo un tuit insultante antes de levantar las cejas y mirar directamente a la cámara para responder: “¡chúpate tú tu cambio!”.

Por Andrew Cawthorne/Reuters