6D, el día que la libertad de expresión venció a la censura (Entrega Especial)

Foto: REUTERS/Nacho Doce
Foto: REUTERS/Nacho Doce

A las 3:30 de la mañana inició la jornada,  luego de días de campaña, declaraciones y actos públicos de las candidatos, finalmente había llegado el momento.

Los pocos medios de comunicación privados no lo tendrían fácil. Las amenazas e improperios por parte del gobierno ponen cuesta arriba la labor periodística en Venezuela. Sin embargo, en La Patilla el personal estaba listo para contrarrestar una ideología con 17 años imponiendo la hegemonía comunicacional.

People wait to cast their vote in a polling station in Caracas, on December 6, 2015 during the Venezuela's legislative elections. For the first time in 16 years of "Bolivarian revolution" under late president Hugo Chavez and his successor Nicolas Maduro, polls show their rivals could now win a majority in the National Assembly.  AFP PHOTO/ FEDERICO PARRA / AFP / FEDERICO PARRA
AFP PHOTO/ FEDERICO PARRA

A las 6:00 de la mañana la redacción estaba completa, lo primero era conocer la instalación de mesas y si había cola fuera de los centros electorales. Camarógrafos salieron en busca de la información, mientras los redactores se ocupaban de explorar con sumo cuidado las redes sociales y monitorear lo que ocurría en todo el país.

Estas últimas se han convertido en instrumento esencial. Gracias a los reportes de la población, los periodistas pueden difundir con mayor alcance por los que no tienen voz debido a la censura de la televisión, cierre de emisoras y falta de papel para la prensa. En resumen, los medios comenzaron a callar en el año 2007 con el cierre de RCTV.

A las 6:55 de la mañana, Tibisay Lucena informó que casi el 100% de las mesas electorales estaban activas. Una hora después indicó que 60% de las mesas ya estaban abiertas, son contradicciones que debieron sortearse con ética.

Denuncias de lentas colas, problemas con las máquinas de votación y proselitismo chavista marcaron el inicio del 6D. Gracias a distintas herramientas los periodistas de calle hicieron llegar en vivo las fotografías, no había tiempo que perder.

La televisión callaba, el medio web hablaba

Al mediodía aumentaron las declaraciones, la confusión con los votos nulos  promovieron un pronunciamiento de la Mesa de la Unidad Democrática para explicar a los electores y calmar los ánimos en unas elecciones decisivas.

Gracias a una iniciativa de la MUD, fue creado un canal en vivo por la plataforma Youtube que sin censura mostraba a los venezolanos lo que ocurría. Punto para los medios independientes.

Mientras, en la televisión nacional eran transmitidas las votaciones de los candidatos chavistas como Diosdado Cabello, Adán Chávez y Jorge Rodríguez, tal fue el desbalance que en la pantalla dividida el rojo era el único color. Muchos candidatos fueron pitados en las colas, el descontento había perdido el miedo, ese detalle no fue transmitido por la televisión.

vtv
En VTV, el supuesto canal de “Todos los Venezolanos” parece que no importaba la regla de no hacer proselitismo Y en los demás, el silencio bastó.

“Llegó Mitzi de Ledezma a su centro de votación ¡Pendientes!”, se escuchó en la redacción. La esposa del alcalde preso Antonio Ledezma llegó acompaña de los expresidentes Andrés Pastrana (Colombia) y Jorge “Tuto” Quiroga (Bolivia).  “Hoy el gran protagonista es el pueblo”, dijo en vivo por el canal Sala de Prensa Unidad.

Para estas elecciones llegó a Venezuela una comisión de expresidentes conformada por los Jorge Quiroga de Bolivia, Andrés Pastrana de Colombia, Mireya Moscoso de Panamá, Luis Alberto Lacalle de Uruguay  y los costarricenses Laura Chinchilla y Miguel Ángel Rodríguez, integrantes de la Iniciativa Democrática de España y las Américas (Idea), y entre los aspectos más importantes de la jornada estaba que sus declaraciones no pasarían desapercibidas.

Adiós credenciales

Alrededor de las 2:00 de la tarde entraba la segunda tanda de periodistas. Cada profesional se concentraba en su labor, la responsabilidad recaía con más fuerza en un medio con un millón de lectores diarios en promedio y que ese día rompía récord.

Lilian Tintori, alcaldes, candidatos y demás políticos de ambos bandos ya habían cumplido con su derecho al voto, todos cubiertos por el medio. Directrices iban y venían en la sala de redacción de La Patilla, delegar funciones fue fundamental.

“Está votando Maduro, muchachos”. Y manos a la obra, a los pocos minutos los internautas ya estaban enterados.

Las salas de redacción no son ajenas a la incertidumbre, una hora más tarde se empezaban a escuchar cifras pero la labor continuaba. Allí estarían los periodistas cuando los números fueran emitidos de manera oficial.

tutoquiroga2
Captura Youtube

Son las 6:00 de la tarde y el CNE extiende el cierre de las mesas para las 7:00 de la noche sin razón aparente, pues no había electores en colas. “Es ilegal”, declaró el exrector Vicente Díaz y allí comenzaron las reacciones.

Por su parte, el expresidente boliviano Jorge “Tuto” Quiroga se pronunció sobre el cierre de las mesas y la posibilidad de intenciones del chavismo para conseguir votos a una última, segundos después la rectora del CNE suspendió las credenciales de los exmandatarios incluyendo a Andrés Pastrana de Colombia y Luis Alberto Lacalle de Uruguay.

Inquietud, esa fue la sensación de los redactores. “¿Y eso qué fue?”, dijo una de las periodistas. Ahora la labor era estar atentos a las intenciones detrás del anuncio. Mientras tanto, cada uno recibía mensajes de familiares y amigos: “Cuéntame”, “¿Qué me tienes?”, “¿Cómo vamos?”.

“El país está en calma”

“Hablan de tanquetas en la Francisco Fajardo a la altura de Altamira ¿Quién puede buscar información?”, pregunta el coordinador.

“La foto que ponen en Twitter es de hace dos días, es falso”, responden en el otro extremo de la sala.

Versiones de autobuses llegando a los centros electorales también sonaban en las redes, el canal por Youtube de Prensa Unidad realizaba entrevistas. Había llegado la tensa calma y los números seguían aumentando, tanto de lectores como aquellos que esperaba todo el país.

“Vamos bien, muchachos”, se oía desde la oficina principal.

El reloj marca las 9:25 de la noche, el ministro de Defensa anuncia que el país está en calma rodeado de numerosos efectivos. “Felicitamos el comportamiento de Venezuela, porque siendo las 21:25 está en calma (…) se ha mantenido un intenso patrullaje mixto”.

En la redacción de La Patilla las conversaciones amenizaban los minutos, cada uno estaba consciente que del veredicto saldrían muchas decisiones profesionales e incluso. Decisiones que iban a trascender.

Llegó el momento

A las 12:35 de la madrugada aparecen en cada televisor los rectores del CNE bajando desde el piso con la famosa baranda, una que los venezolanos conocen muy bien.

“Con una trasmisión del 96.03% tenemos lo siguiente en términos generales (…) El Partido Socialista Unido de Venezuela obtiene un total de 46 diputados y diputadas, la MUD obtiene un total de 99”, anuncia una tartamuda Tibisay Lucena.

Todo está dicho, el frenesí del periodismo llega a su máximo esplendor. Los periodistas también son seres humanos y las emociones se ponen a flor de piel, sin embargo el deber se cumple y la noticia ya es la más destacada de todo el país.

Venezuelan opposition supporters celebrate the results of the legislative election in Caracas, on the early morning December 7, 2015. Venezuela's opposition won --at least--a majority of 99 out of 167 seats in the state legislature, electoral authorities said Monday, the first such shift in power in congress in 16 years.   AFP PHOTO/FEDERICO PARRA / AFP / FEDERICO PARRA
Foto: AFP PHOTO/FEDERICO PARRA

El chavismo reconoce la derrota y cada computadora graba el registro de ello: “Ante la derrota que hemos recibido, nosotros reconocemos los resultados emanados por el Poder Electoral”, aceptaba Maduro ante decenas de caras largas.

En el Comando de la Unidad celebran con lágrimas un triunfo que tardó 17 años en llegar, la gente sale a las calles y es hora de salir a tomar fotografías, en la redacción continúa el trabajo difundiendo reacciones.

“Por ahora”, no… A partir de ahora ¡Aplausos para ustedes periodistas, buen trabajo!

Son las 3:00 de la mañana. Con la satisfacción de haberlo logrado, cada quien está consciente que lo más interesante para el periodismo venezolano está por venir. (OR/lapatilla.com)

Venezuela-MANOTA