Las acostumbradas compras de estrenos están frías todavía en Anzoátegui

(foto Richard Rondón)
(foto Richard Rondón)

A diferencia de años anteriores, cuando ya casi estamos a la mitad del mes de diciembre, usuarios aseguraron ayer que se han tenido que abstener de hacer las acostumbradas compras de los estrenos. Así lo reseña eltiempo.com.ve / Vestalia Muñoz

El alto costo de las prendas de vestir y la necesidad de contar con los alimentos de la cesta básica han llevado a muchas personas a pensar bien en qué debe invertir el dinero que percibe.

El ama de casa Luz Rodríguez expresó que ha aprendido a ser muy cuidadosa al momento de gastar el efectivo. Su esposo es el único que genera ingresos en su casa, por lo que deben administrarse bien.

Comentó que visitó dos tiendas de ropa para niños, pero no ha comprado nada porque los precios que ofrecen en los comercios no son accesibles para su presupuesto.

Refirió que un conjunto de camisa y bermuda que adquirió en diciembre de 2014 en Bs 1.600, ahora lo ofertan en Bs 6.000.

Pedro González comentó que salió con su hija de 9 años a comprarle varios pares de zapatos para que los utilizara durante el 2016, pero sólo pudo pagarle unas sandalias debido a que el calzado de buena calidad superan los Bs 10.000.

Poca afluencia

Ayer en la mañana, aproximadamente 40% de las tiendas del centro porteño abrieron sus puertas.

Sin embargo, los ciudadanos consultados que caminaban por las calles Libertad, Sucre y avenida 5 de Julio dijeron que andaban en busca de alimentos o que acudieron a los cajeros automáticos.

Patricia Guerra mencionó que salió temprano de su casa ubicada en Parque Vidoño, zona rural del municipio Sotillo, para ver si conseguía pasta en los abastos, pero tuvo que marcharse con las manos vacías, porque sólo la ofrecían los revendedores y a Bs 450 el medio kilo.

Carlos Márquez se encontraba en la plaza Bolívar de Puerto La Cruz. Comentó que quiso aprovechar la mañana del domingo para retirar dinero en el cajero, porque los días de semana las colas son muy largas.