Pedro Vicente Castro Guillen: Venezuela ante el vértigo del cambio

thumbnailpedrocastroCon la victoria contundente de la MUD el pasado domingo que logró los 2/3 de la Asamblea Nacional, se produce una situación sobredeterminada por la necesidad de un cambio radical en el país que conduzca a la salida del régimen chavista.
Esta es una victoria política y social contra el oficialismo en virtud del caudal de votos alcanzados por la MUD en los circuitos antes dominados ampliamente por el chavismo, sus baluartes como Catia, 23 de Enero o Guarenas Guatire en la Gran Caracas, así como la victoria masiva en Vargas y Barinas. El triunfo es sólido y marca el inicio del fin de la hegemonía chavista si sabemos administrar el éxito.
La Asamblea Nacional es un órgano legislativo y contralor, del cual se la rescatara de la servidumbre frente al ejecutivo para que pueda realizar sus funciones tal como aparecen en la Constitución Nacional ni más ni menos. No debe en nuestra opinión entrar en competencia directa con la funciones del ejecutivo sino hacer valer sus prerrogativas y actuar de acuerdo al amplio mandato otorgado por el acto comicial.
No es conveniente a nuestro juicio que la Asamblea entre competir con el Ejecutivo para solucionar la crisis económica porque no tiene los mecanismos necesarios para hacerlo y no es su función, sólo puede colaborar sólo si el gobierno abre un amplio proceso de diálogo y reconciliación nacional, para lo cual no ha dado muestra alguna.
La actual debacle económica es un asunto del ejecutivo, que lo condujo a la derrota por ser incapaz de comprender los complejos mecanismos de las economías de mercado obnubilados por un ingreso petrolero fantabuloso. Le tocará hacer las rectificaciones urgentes en materia de ideas económica que le permita emprender un programa de rescate de la economía y a la oposición colaborar en caso de que este hipotético viraje se produzca. Aun cuando, no soy particularmente optimista en relación con esta posibilidad.
Pero sería un error tratar de legislar en materia económica para un ejecutivo que no estará dispuesto a acatar y muchos menos implementar una nueva legislación formulada unilateralmente desde la Asamblea. Esto sólo introducirá más caos y crispaciones en una sociedad que ya bordea situaciones de sufrimiento límite y que podrían conducir a desenlaces indeseados.
Con los resultados del domingo que se suman a la victoria del Ing. Mauricio Macri en la Argentina, con la actitud asumida por la Fuerzas Armadas venezolanas, se configura una nueva constelación de fuerzas nacionales e internacionales que parecieran indicar el ocaso de las tendencias populistas que han marcado con tanta fuerza el atraso tanto en Venezuela como en América Latina.

@pedrovcastrog