Asesinaron a empresario dentro de su residencia en Anaco

(foto Robert Acosta)
(foto Robert Acosta)

Un reconocido empresario anaquense perdió la vida en circunstancias que todavía no han sido esclarecidas por las autoridades. Así lo reseña eltiempo.com.ve / María Alejandra Aguilera

El cuerpo de José Ramón Blanco, un contratista de 49 años de edad, fue hallado por su mensajero de confianza, a las 7:00 de la mañana de este martes, en el interior de la casa del dueño de negocios, ubicada en el callejón San José del parcelamiento San Antonio, en Anaco.

El cadáver estaba maniatado con un cinturón y presentaba un corte profundo a nivel del cuello. Además tenía signos visibles de violencia.

Aunque no existe una versión oficial, Gerardo Peña, uno de los hermanos de la víctima, relató que Blanco se encontraba el fin de semana en una finca familiar, situada en El Toco, municipio McGregor.

Al parecer, el empresario indicó que se devolvía el sábado en la noche porque tenía que atender asuntos personales en la ciudad gasífera.

Esa fue la última vez que Blanco fue visto con vida.
Peña expresó que la familia empezó a angustiarse el domingo en la noche. Desconocían el paradero de contratista porque no habían establecido contacto telefónico con él.

Según indicó Peña, el mensajero de confianza de Blanco se preocupó debido a que el lunes en la mañana no había recibido la llamada de su jefe, a fin de indicarle las asignaciones semanales.

La familia inició la búsqueda este martes y a las 7:00 de la mañana, el trabajador se topó con el dantesco hallazgo.

Evidencias

El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) se hizo presente en el sitio y colectó evidencias de interés.

Los detectives hallaron un túnel en las adyacencias de una casa contigua a la de Blanco, perteneciente a un amigo de la víctima, oriundo de Maracay, estado Aragua.

Los investigadores presumen que este pasadizo fue utilizado por los asesinos del empresario para burlar la seguridad de la vivienda.

“La residencia tenía cerco eléctrico y cámaras de vigilancia”, dijo. El sistema de video fue destruido.

Se conoció que en lugar se efectuaron varios disparos que eran visibles en el techo y una de las paredes del porche de la casa.

Aunque se desconoce si los delincuentes lograron llevarse algunas pertenencias del contratista, en el sitio quedó la camioneta Toyota 4Runner, color gris, placas AD891BV, propiedad de José Blanco, cargada de artículos y electrodomésticos provenientes de la residencia.

Se presume que los maleantes no pudieron salir, debido a que el portón cuenta con un mecanismo eléctrico.