La cifra que baña de lágrimas a la Gran Caracas: 270 menores de edad han sido asesinados en lo que va de año

Foto: EFE
Foto: EFE

Caracas nuevamente se ha consolidado como una de las ciudades más violentas del mundo. En esta oportunidad por los homicidios a menores de edad.

Esta cifra preocupante en lo que respecta a homicidios a niños y adolescentes va hasta los momentos en 270 menores de edad que han fallecido a causa de armas en fuego en la Gran Caracas.

El caso que trae esta cifra a la mesa un hecho que enlutó a una familia en el sector El Cerrito de Ocumare del Tuy, en el estado Miranda.

Se conoció que un niño de cinco años y uno de dos fueron presa de un enfrentamiento entre bandas.

Al parecer, los menores quedaron atrapados en la balacera, donde falleció el menor de cinco, mientras que el de dos años resultó herido.

La bala perdida que cegó la vida de un niño de 7 años

Cuando comenzaron las detonaciones en la calle 37, en el barrio Unión de Petare, en la vivienda de la familia Machado corrieron para cerciorarse de que todos los niños estaban bien.

Era lunes, 21 de diciembre, 2:00 pm. Desde la platabanda de una vivienda cercana un hombre armado disparaba contra los integrantes de una banda rival, presumiblemente ubicados en la parte baja del sector. Entre uno y otro bando quedaba la gente en busca de resguardo.

En la planta inferior de la casa de los Machado se preguntaban dónde estaba Javier. Un tío recordó haberlo visto frente a la televisión, en la planta de arriba. Al subir las escaleras vio que el niño estaba tendido en el suelo, en medio de un charco de sangre. Aún estaba con vida.

El niño, de 7 años de edad, tenía una herida en la cabeza. Al parecer una bala perdida entró por una ventana de la vivienda que estaba abierta y lo impactó directamente.

Según diversas organizaciones no gubernamentales, Venezuela tiene una de las tasas de homicidios más altas del mundo con 82 casos por cada 100.000 habitantes, relación que el Gobierno rebaja a 62.

El Ejecutivo inició en julio pasado una ofensiva militar y policial llamada Operación de Liberación del Pueblo (OLP) contra lo que llama “hampa colombianizada” que hasta el 14 de septiembre causó 1.574 detenidos y 87 bandas desarticuladas, informó entonces el ministro del Interior, general Gustavo González

Con información de EFE y El Nacional