General de división Mantilla Oliveros se negó a hablar sobre muertes en Bolívar

bolivar

Durante una rueda de prensa sobre el balance de planes de seguridad, Jesús Mantilla Oliveros obvió el tema de las muertes violentas en la región (que en 2015 han sido más de mil 300).

Habló sobre el estricto cumplimiento de las órdenes del Presidente de la República; habló también sobre “seguir dándole tranquilidad, paz y seguridad a los ciudadanos del estado Bolívar” y habló, además, sobre ímpetus y números favorables.

Pero el general de división Jesús Mantilla Oliveros, comandante de la Zona Operativa de Defensa Integral (ZODI 62) no se refirió a que este año, en el estado, ha habido mil 310 asesinatos: 304 más que en 2014.

La rueda de prensa que ofreció este martes, en el Destacamento 625 de la Guardia Nacional Bolivariana, junto con representantes de ese cuerpo militar, la Policía del estado Bolívar y Patrulleros de Caroní, fue una consecución de números que dan cuenta de lo que considera logros en seguridad.

“Ha habido 224 vehículos recuperados, que representa el 87 por ciento de los vehículos robados en el estado Bolívar, 35 motos recuperadas, 664 ciudadanos detenidos a orden del Ministerio Público venezolano por diferentes delitos, 86 armas de fuegos incautadas, 25 armas de fuego de fabricación casera incautadas, 30 facsímiles incautados, 230 municiones incautadas, 23 bandas delictivas desmanteladas, 6.327 litros de diferentes licores retenidos y 12 expedientes administrativos para el cierre de diferentes locales en materia de alcohol”, contabilizó.

Reportó además acerca de los “6 matinés clausurados por no poseer los permisos correspondientes, 182 conductores sancionados por violentar las normas, 4,2 toneladas de alimentos de primera necesidad retenidos, un ciudadano rescatado de secuestro frustrado donde se detuvieron 4 ciudadanos y un vehículo, 3 centros de desvalijamiento de vehículos desmantelados, 12 bandas desmanteladas dedicadas al robo y desvalijamiento de vehículos, 200 campamentos mineros desmantelados y 100 maquinarias retenidas que fueron utilizadas para la minería ilegal”. Pero hasta que culminó, Mantilla no asomó el tema de las muertes violentas.

Continuar leyendo en: Correodelcaroni.com